Translate this page

15 de octubre de 2012

La encrucijada del aeropuerto de matacán en Salamanca


Hubo un momento en que todas las ciudades españolas tenían que tener su aeropuerto y varios vuelos con destinos nacionales y si podía ser internacionales que eso viste mucho y da nombre a la ciudad.
Salamanca contaba desde hacía tiempo con el aeropuerto de Matacán, en principio solamente de uso militar pero adecentado también para uso civil, gracias a una pequeña reforma e inversión correspondiente de AENA.
Al principio los vuelos existentes eran de compañías de bajo coste, supuestamente vuelos baratos subvencionados por la Comunidad Autónoma que comunicaran Salamanca en el mapa y lo unieran con otras ciudades españolas y extranjeras. De lo que debemos darnos cuenta es que si los vuelos eran subvencionados a las compañías aereas les da igual cuantos billetes de avión se vendan, porque van a cobrar de todas maneras. Pero el drama viene cuando se acaba la subvención y la rentabilidad de la compañía tiene ventaja sobre otra cosa.
Se discutió en un momento sobre el porqué se estaba dando prioridad al aeropuerto de Villanubla en Valladolid frente a Salamanca, incluso parecía que se favorecía a otras ciudades frente a charrilandia, como en el caso de los aeropuertos de Burgos y León. A veces no nos damos cuenta de que Salamanca es una ciudad que tiene 150.000 habitantes y que en este aspecto no da para muchas fiestas.
Buena prueba de ello es lo que ocurre cuando terminan las subvenciones, desde Salamanca había vuelos a Paris, Barcelona, Malaga, Jerez, Mallorca y quizás algún destino más, pidiéndose desde alguno de los medios locales que se ampliaran los vuelos internacionales y que si desde Valladolid se podía viajar a Londres y a Milán, Salamanca tenía el mismo derecho.
Pero la crisis puso a cada uno en su sitio y en cuanto las compañías hicieron la cuenta notaron que el número de viajeros no daba para sostener ni tanto vuelo ni tanto horario, se redujeron horarios y finalmente se anularon vuelos dejando algunos que por lógica pueden funcionar.
Un vuelo desde Salamanca a Barcelona tiene su lógica, está bastante lejos y puede haber una comunicación constante entre las dos ciudades. Este es el único que se mantiene dos o tres veces por semana. El resto han sido suspendidos. ¿Que sentido tiene un vuelo a París si el avión va medio vacío?. ¿Existe un tráfico inagotable de viajeros a Paris o Londres desde una ciudad como Salamanca que no tiene industria y no está explotada como destino turístico en el extranjero si no es para aprender español? ¿No sería más lógico agrupar todo este tipo de vuelos en Valladolid y que toda la Comunidad se desplace hasta allí en vez de tener que ir a Madrid?. ¿Cuanta gente de fuera está deseosa de viajar a Salamanca en un avión de 60 plazas?.
Unido al vuelo de Barcelona queda alguno en verano a Malaga o a las Islas Baleares, el resto han sido suspendidos o anulados. El mercado ha puesto en su sitio al aeropuerto, a la ciudad y a las voces críticas que se creen más de lo que realmente son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario