Translate this page

19 de noviembre de 2012

Rutas por Salamanca. La Capilla de Santa Bárbara


Esta capilla esta situada en el claustro de la Catedral Vieja de Salamanca. Fue mandada construir en el año 1334 por el Obispo Lucero que se encuentra enterrado en ella y podemos ver la escultura de su cuerpo en el centro de la capilla. Es una capilla gótica con una interesante cúpula de filiación musulmana, decorada con pinturas hispanoflamencas que aluden a la Pasión de Cristo, todo presidido por una escultura de Santa Barbara que aparece con una torre en sus manos, símbolo del martirio a la que le sometió su padre por cuestión religiosa.
La Capilla tiene gran interés por la leyenda que existe sobre ella. Esta sería la capilla donde se hacían los exámenes finales de la Universidad de Salamanca o bien los exámenes para obtener el grado de doctor. La Universidad de Salamanca comienza su andadura en el año 1218 y, al principio, las clases y los exámenes tendrían lugar en la Catedral Vieja ya que no existía nungún otro edificio preparado para ello. 
Bien, en esta capilla, el estudiante que debía examinarse, pasaba toda la noche encerrado, sentado en una silla, con sus pies apoyados en la tumba del Obispo Lucero (preparada específicamente para ello) y repasando las materias relativas al examen del día siguiente. Al día siguiente los profesores entraban en la capilla, se sentaban alrededor del alumno y comenzaban a preguntarle acerca de las maetrias relativas al examen. También se permitía la entrada a otros doctores que podían hacer preguntas al examinado.
Si el estudiante aprobaba salía por la puerta principal de la Catedral Vieja y junto a sus amigos hacían una fiesta, según la tradición mataban un toro para comer, pero recogían sangre del toro para escribir en la pared la palabra VICTOR, relativa a su victoria debido al aprobado del exmanen. Numerosos victores pueden verse en distintos monumentos de la ciudad, tradición que se ha conservado hasta nuestros días, aunque ya no se hace con sangre sino con pintura roja en las distintas facultades donde los aspirantes a doctores han estudiado y que pueden representar una vez obtienen el título de doctor.
Si el estudiante suspende sale por otra puerta, la denominada Puerta de los Carros, cuyo aceso está en el claustro de la Catedral Vieja, una puerta estrecha y pequeña, donde no había ni amigos ni fiesta y donde el estudiante debía repetir el examen pasado un tiempo para poder acceder a la gloria del aprobado.
Esta puerta permanece en la actualidad siempre cerrada.
Una visita ineludible dentro de la Catedral Vieja por lo que tiene de tradicional esta capilla en la Universidad más antigua de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario