Translate this page

11 de febrero de 2013

Las Plazas Mayores más conocidas de España



Quizás una de las plazas mayores más conocidas de España sea la plaza mayor de Salamanca, por la estructura y la forma que está inspirada en otras que se realizaron unos años antes siendo la última en construirse la de la ciudad del Tormes pese a que las otras fueron construidas unos años antes.
En la Plaza mayor de Madrid se celebraba antes de su construcción el mercado de la villa, dos arquitectos participan en la obra de la plaza, Juan de Herrera en el siglo XVI y Juan Gómez de Mora en el siglo XVII que sería el encargado de terminar la obra de la plaza. 
La plaza mayor además de albergar el mercado central de la ciudad tenía la labor de ordenar el tráfico de viaandantes de la ciudad que se desplaza de un lugar a otro y cruza por la plaza entrando por uno de sus arcos y saliendo por otro que le comunica con una zona nueva de la ciudad.
Esa misma idea de albergar la "plaza del mercado" y de ordenación del tráfico de la ciudad se repetía en la Plaza Mayor de Valladolid, que fue la primera y modelo de otras plazas mayores en España ya que existía desde el siglo XIII de una forma similar a la que conocemos pero fue destruida por un gran incendio que tuvo lugar en 1561 planificandose una restauración que fue llevada a cabo bajo la protección del rey Felipe II.
Así que Salamanca se inspira en estas obras para su propia plaza mayor, construyendose en el siglo XVIII bajo planos entregados por el arquitecto Alberto Churriguera. Mantiene la misma estructura, arcos en la parte baja para proteger a las personas que se dedicaban a vender sus productos en la plaza y por encima de estos soportales numerosas viviendas que en el caso de Salamanca tienen tres pisos y áticos, muchos de los cuales conservan actualmente la estructura original de construcción. Tres de los lados son iguales excepto el cuarto donde se encuentra el ayuntamiento de la ciudad, que es el único que destaca frente al resto, añadiendo más decoración y sobresaliento unos centímetros de la obra original. Al mismo tiempo las diferentes arcos de la plaza comunican con distintas zonas de la ciudad, cumpliendo con la idea de ordenación del tráfico como ocurría en las plaza mayores de Madrid o Valladolid. Toda ella construida en piedra de villamayor frente a los colores granito y rojo de la plaza mayor de Madrid.
Quizás sea para la gente que visita Salamanca la que mejor y más encanto conserva de las tres plazas que tenían la misma estructura, las distintas reformas se cargaron la estructura original en Valladolid, un claro ejemplo lo tenemos en el edificio del Ayuntamiento de Valladolid que realizado a finales del XIX se inspira en otro edificio de Salamanca como es el Palacio de Monterrey y los arcos que aparecen en su balconada superior. 
La plaza mayor de Madrid perdió su función de ordenación del tráfico, ya que Madrid creció tanto que hay que desplazrse de otra manera para comunicar distintas zonas de la ciudad, pero Salamanca todavía mantiene esa función porque la ciudad no ha crecido excesivamente.
Los mercados finalmente se desplazaron a principios del XX al lado de la plaza mayor en un edificio que conocemos como "mercado central" y que odemos encontrar en las tres ciudades en alguna de las calles paralelas a la plaza mayor de cada una de las ciudades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario