Translate this page

18 de marzo de 2013

Turismo cultural y medios de comunicación

Un elemento muy importante a la hora de hacer una promoción turística es el uso que hacemos de la cultura en la ciudad en la que estamos ubicados. Hay actualmente mucha gente que se desplaza en función del turismo cultural que existe en las diferentes ciudades. Quizás el turismo cultural en Madrid sea un buen ejemplo de ello, ya que muchas de las actividades culturales más importantes que tenemos en el país tienen lugar en la capital de España.
Pero un elemento esencial es la comunicación que hacemos de este tipo de turismo, es decir a quien va dirigido este tipo de turismo y como lo hacemos llegar a los posibles receptores ansiosos por quedarse dormir en la ciudad que les ofrece este tipo de espectáculos.
Es indudable que si lo que se ofrece es una gira de una compañía de teatro o de un circo que ya ha actuado en quince ciudades antes que la nuestra no nos estamos dirigiendo a un público exclusivo sino que estaremos anunciando el espectáculo a la propia gente de la ciudad y alrededores cercanos, que quizás ya ha visto el espectáculo en otra ciudad.
Pero si somo capaces de tener un espectáculo exclusivo, un estreno nacional o una exposición que no tenga lugar en ningún otro lugar es España, estamos en el buen camino. Y deberemos anunciarlo a los cuatro vientos y utilizar todos los elementos a nuestro alcance para hacer llegar la noticia hasta el último rincón. Eso no consiste en realizar una rueda de prensa en la ciudad donde solo van a asistir los medios locales que no tengan nada que hacer a esa misma hora, sino preocuparse porque los medios nacionales puedan asistir al evento, invitando a los periodistas nacionales, pagándoles en viaje y el hotel, cuidando de ellos, porque con una pequeña reseña que saquen del mismo la pequeña inversión realizada será un fabulosa publicidad reflejada en diarios y revistas de prestigio cultural, que servirán para situar el nombre de la ciudad en donde merece deacuerdo con la categoría de los eventos que es capaz de ofrecer.
Junto a ello, el uso de la redes sociales es esencial, teniendo una institución a tu servicio es fácil obtener seguidores y mantenerlos al día de las actividades realizadas, haciéndoles partícipes y ofreciéndoles la posibilidad de conseguir entradas gratis, merchandising o participación de forma activa en distintos eventos. Eso si este tipo de acción necesita constancia y una persona dedicada a ello en cuerpo y alma, un Community Manager, que se capaz de hacer participar al público e implicarse con la institución que realiza este tipo de comunicación.
Ahora analicemos un poco que es lo que hace la institución que representa la cultura en Salamanca, hablamos de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura. Y nos daremos cuenta del desolador ambiente que se nos presenta tanto en los eventos realizados como en la comunicación que realiza. Los espectáculos exclusivos brillan por su ausencia, la comunicación cultural solo existe para los medios locales (un gran triunfo es llegar a los suplementos de Castilla y León), las redes sociales ni están ni se les espera, con 180 seguidores en Facebook y ninguna actualización, 45 seguidores en twitter y cero tweets escritos, no hablemos de otras opciones sociales que podrían explotarse como un canal de youtube, instagram, pinterest, etc. Muy poco aprovechamiento la verdad, ello lleva a preguntarnos si el trabajo se está haciendo correctamente y si las personas que lo llevan a cabo están preparadas para ello.
Así que no se cumple ninguna de las premisas que son necesarias para que el turismo cultural se movilice, quizás no interesa lo más mínimo, pero como fuimos Capital Cultural Europea no hace muchos años, pues da la impresión que podía quedar algo de todo ello, pero tristemente podemos confirmar que no queda nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario