Translate this page

8 de abril de 2013

La reforma del comercio y su efecto en el turismo


Desde hace algún tiempo el comercio de la  Comunidad Autónoma de Madrid tiene la oportunidad de abrir sus puertas todos los días de la semana en caso de que quieran hacerlo, domingos y fiestas de guardar incluídos, sobre todo el gran comercio desde hace tiempo abre todos los días del año para dar la opotunidad tanto a la gente que vive en la ciudad como a los turistas y visitantes, que puedan realizar sus compras esos días de fiesta.
En la Comunidad de Castilla y León y para la gente que visita Salamanca no tenemos esa oportunidad ya que los festivos de apertura están limitados por ley a una serie de domingos y festivos al año que se deciden antes de que comience el nuevo año, privando tanto a residentes como turistas de poder realizar sus compras durante algunos días festivos de la semana.
En una situación económica como la que vivimos, las grandes superficies podrían plantearse la contratación de nuevo personal, aunque fuera por unas horas semanales para atender esa demanda de personas que están dispuestas a comprar en domingo y que ahora mismo no pueden hacerlo. Trabajos que en vez de ser de 40 horas semanales, pueden ser de 20 o 16 horas y que sirva para aportar dinero a la economía familiar. 
Otra cosa es como las grandes superficies organizarían a sus trabajadores si se abriera los festivos y si realizarían nuevos contratos o simplemente planificarían de forma diferente la organización de sus propios trabajadores. Ese sería un tema discutible.
Pero al igual que muchos otros negocios están abiertos en festivo, como bares, restaurantes, tiendas de regalos, existe un público que puede visitar El Corte Inglés o cualquier otro centro comercial, de manera que se puedan adquirir el capricho del momento o aquellas compras que no han podido realizarse durante la semana por la misma coincidenia del horario con el trabajo de cada persona.
Una buena prueba de ello lo tenemos en los supermercados que han decidido abrir en domingo, solo hay que acercarse a alguno de ellos para darse cuenta de que se encuentran llenos de gente que agota los productos que se habían repuesto a principio del día.
Quizas por tanto es algo que las autoridades deberían plantearse, primero para estimular el consumo de la gente dispuesta a comprar en domingo, depués por la posible creación de empleo, aunque sea a tiempo parcial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario