Translate this page

26 de junio de 2013

Castilla y León constituye el Consejo de Políticas Culturales


Hace unos meses se reunía por primera vez el Consejo de Políticas Culturales, auspiciado por la Junta de Castilla y León, según informan con el fin de asesorar y realizar el seguimiento de los planes estratégicos para la cultura que la Junta de Castilla y León tiene previstos en los próximos años.
Para hacerse la foto se han rodeado de figuras siempre dispuestas a ofrecer su imagen a este tipo de llamadas como German Delibes, José Luis Alonso Santos, José Antonio Pascual, Amaya Arzuaga, Victor del Río o Javier Ajenjo, director del Festival de música Sonorama, curiosamente la empresa que este año se ha hecho cargos del Festival de las Artes de Castilla y León, que se celebra en Salamanca con el nombre abreviado de FACYL 2013, una empresa, no lo olvidemos, cuyo fin último y muy legítimo es ganar dinero, pero la banalización de la palabra cultura hace que este término se aplique en un sentido excesivamente amplio en nuestra sociedad actual. Como ha sucedido la edición del Festival no ha llegado a nada, ni al público que no ha asistido a los espectáculos, ni a la ciudad que prácticamente no se ha enterado de las actividades que se llevaban a cabo.
Curiosa también la presencia de alguno de los invitados, en las antípodas de las ideas de los organizadores, pero quizás hay que pensar que en este tipo de situaciones cuando llega la llamada es momento de luchar "desde dentro" para poder cambiar las cosas, labor bastante complicada. Mirando a Salamanca a nivel cultura hemos vivido la desaparición del Festival Internacional de Fotografía Explorafoto, que tras nueve ediciones tuvo que cerrar ante la falta de recursos económicos para poder llevarlo adelante y la falta de iniciativa privada en un momento en el que era imposible de conseguir debido a la crisis económica, pero que fue señalada como forma de salvación del Festival o como manera con tener recursos para poder llevarlo hacia adelante.
Una de las preguntas respecto al grupo y después de varios meses de andadura es si el grupo ha tenido una espcial relevancia en las decisiones culturales llevadas a cabo en la comunidad y mermadas en sus recursos desde hace tiempo debido a la crisis económica, que ha llevado a numerosos recortes en algunos de los grandes proyectos que la Junta de Castilla y León tenía en este aspectos, nos referimos a Museos como el Musac de León u otros tantos como el citado Festival FACYL, el Museo etnográfico de Zamora, el Museo de la Evolución Humana en Burgos o el Festival de teatro que cada verano se celebra en Ciudad Rodrigo.
Curiosa la fotografía después de lo sucedido en León con la directora del Musac que se ha visto obligada a dimitir por injerencias políticas en la labor que desempeñaba y que empaña la imagen de este consejo o bien la presencia de algún alcalde que ha desmantelado en poco tiempo el entramado cultural que tenía la ciudad y que se presenta como asesor de no sabemos muy bien qué.

24 de junio de 2013

Desaparece la Unión Deportiva Salamanca


Acostumbrados a echar en falta cada día alguna cosa que pueda dar vida a la ciudad de Salamanca, la perdida del equipo de fútbol se suma al descenso de posibilidades de ocio y cultura que comenzó a atener lugar desde hace dos años, curiosamente coincidiendo con la llegada de la nueva corporación municipal. Así al desmantelamiento de la cultura y los habitáculos culturales que había en la ciudad se han sumado en los últimos días el cierre de la biblioteca de la Fundación Germán Sánchez Ruiperez, un desastre cultural para los niños y jóvenes de la ciudad.
Ya comentamos en este blog que la UD Salamanca era un equipo de primera división y que influía positivamente en el turismo de la ciudad, porque cuando se encontraba en superiores categorías era capaz de movilizar aficionados de otras ciudades que en masa se desplazaban a la ciudad para ver jugar  a su equipo y dejaban dinero hasta en los bares y hostales más recónditos de la ciudad del Tormes. Pero los hosteleros nunca vieron el beneficio que obtenían con ello, jamás invirtieron ni apoyaron una propuesta para que el equipo pudiera continuar en esa línea que solo podía proporcionarles beneficios, simplemente se dedicaron a hacer caja y salir corriendo con el dinero.
Y luego tenemos a los gestores de la Unión, los mismos desde hace 30 años, ellos son los responsables de que las cuentas del club no cuadraran, de los déficit, de las deudas a la Seguridad Social, de gestionar un club de fútbol como un capricho en beneficio publicitario propio en vez de gestionarlo como una empresa que puede dar beneficios. Y los mismos que empezaron todo el dislate que ha abocado al club a la desaparición son los que siguen actualmente, como si nada pasara, sin ninguna responsabilidad, como si no fueran los culpables del cierre y subasta de acreedores del club.
Cada persona con la que he hablado en los últimos meses y que se encuentra en la ciudad sin trabajo o realizando trapichéos para poder seguir adelante me ha comentado que en poco tiempo se va de Salamanca a otro lugar para poder encontrar algún sitio donde trabajar. Y es que Salamanca no anima nada para quedarse, no hay trabajo y nadie a nivel institucional se mueve para conseguirlo, hemos perdido la mayoría de los referentes que tenía la ciudad y que daban nombre a la misma en el exterior. En poco tiempo desaparecerá hasta de los mapas del tiempo y con el recorte que está sufriendo la Universidad española en general, donde las plazas de profesor ni siquiera se sustituyen cuando alguno se jubila, los estudiantes que antes venían de fuera ni siquiera encontrarán interés en instalarse en Salamanca.
Pero bueno siempre nos quedan las despedidas de soltero, un sector por el que los representantes de cultura parecen apostar en estos momentos de crisis y que dan a la ciudad un color especial de disfraces ridículos y ambiente de borrachera.

19 de junio de 2013

Balance turístico de dos años 2011-2013 en Salamanca

La consabida crisis y el orgullo de la clase política ha servido para que en los dos últimos años Salamanca haya perdido un nivel turístico conseguido a los largo de 10 años, quizás algo más, concretamente desde que fue nominada para ser ciudad europea de la cultura en la segunda mitad de los años 90.
Desde ese momento se fue fraguando un entramado cultural que tuvo su explosión en el año 2002 y su prolongación a lo largo de los años con diferentes actividades como la celebración del evento Plaza Mayor de Europa en el año 2005 y el Festival Internacional de las Artes que tuvo ese año su  debut con un tipo de espectáculos que dejó boquiabiertos tanto a los foráneos como residentes en la ciudad.
Las infraestructuras culturales albergaban espectáculos de todo tipo y exposiciones que eran capaces de no dejar indiferente al público que las visitaba, generando debate entre la pequeña comunidad que cada poco tiempo visitaba cada uno de estos espacios, animados por precios populares y la calidad de las propuestas, consiguiendo con ello que viniera público para visitar Salamanca con motivo de estos espectáculos, un turismo de calidad y fuertes recursos económicos que dejaba su dinero en la ciudad, beneficiándose el comercio y la hostelería de la misma.
Por poner un ejemplo en una buena exposición que hiciera el DA2, antiguo Centro de Arte Contemporáneo de Salamanca, el número de personas de otras provincias que lo visitaban llegaba en los casos menores a las 2000 visitas por ciclo expositivo, un considerable número que como decimos pernoctaba en la ciudad.
Ahora mismo el panorama es desolador en este aspecto, el referido Museo prescindió de su director y los técnicos que le ayudaban y perdió por completo su identidad para convertirse en una sala de exposiciones al gusto político, es decir sin posibilidad de debate,  el Centro de Artes Escénicas se usa lo menos posible porque cuesta dinero encender la calefacción o el aire acondicionado, el Teatro Liceo solo programa obras de gira y actividades para escolares, el FACYL se ha entregado a una empresa de música que ha hecho el último año un minifestival para salir del paso y que ha sido un rotundo fracaso ante la falta de público y medios para llevar a cabo lo que representa un Festival Internacional de las Artes.
En conclusión Salamanca ha perdido todo el potencial de un tipo de turismo de alto poder adquisitivo que se interesa por la cultura y que busca este tipo de actividades, incluso habiendo crisis. Y todo se ha desmantelado en tan solo dos años, parece increíble pero ha sido fácil. La excusa como siempre ha sido la crisis, pero es mentira, con buenas ideas se puede suplir el poco dinero, lo que ha ocurrido es un cambio en el modelo cultural que tenía la ciudad y un paso atrás de más de 20 años en lo que a esta materia se refiere, apostando por un turismo de monumento, que pernocta en la ciudad lo menos posible y por las despedidas de soltero, que dejan dinero en los bares de copas y dan una imagen indescriptible a la ciudad cualquier fin de semana.
Consecuencia, hoteles y hostales de Salamanca ahogados y con bajada general de precios para intentar atraer algo de público y no tener que cerrar su puertas.
Este es el balance los dos últimos años a nivel cultural y turístico, a nivel de empleo lo dejamos para otro día porque nadie de los que deberían han movido un dedo por hacer que alguna empresa tuviera interés por instalar su negocio en la ciudad, eso si por salir en la foto e inaugurar un banco que se había roto en uno de los parques de Garrido en eso si, en ese tipo de cosas hay mucho interés, porque si sales en la prensa cada día da impresión de que estas haciendo algo, cuando lo que haces después de desmantelarlo todo es huir hacia adelante.

17 de junio de 2013

Se diluye el turismo cultural en Castilla y León


Castilla y León es una comunidad que tiene mucho que ofrecer, no tiene grandes playas ni es un lugar donde se pueda disfrutar de sol durante todo el año, ya que en invierno las temperaturas son bajas en toda la meseta, pero en los últimos años ha despegado en el ámbito del turismo interior, tratando de potenciar aquellos aspectos en los cuales las ocho provincias podían destacar, principalmente su aspecto histórico, como cuna del nacimiento de España y en el aspecto artístico, con manifestaciones arquitectónicas de todo tipo y condición, desde la época prerromana hasta los arquitectos mas afamados del siglo XXI.
Uno de los aspectos que trataba de atraer gente a la Comunidad Autónoma de Castilla y León es la cultura, trabajando en el aspecto del turismo cultural, un grupo de personas con fuerte poder adquisitivo que busca algo más que unos días de playa y un plato de pescadito frito.
Muchos de los edificios y eventos que había programado la Junta de Castilla y León con vistas al turismo cultural han sido construidos o programados en los últimos ocho años, pero con el recorte y la llegada de la crisis han comenzado a languidecer de manera que cada vez su peso y presencia fuera de la región ha sido menor, convirtiéndose a veces en un lastre más que en una inversión que atraiga turismo, da impresión de que algunos se mantienen por el simple hecho de no ser cerrados y así recibir críticas o bien para contentar a un público que ya vive en la región y que no es una fuente de ingresos externa para el sector.
Eventos como el FACYL de Salamanca, un Festival Internacional de las Artes que duraba 20 días, tuvo estrenos mundiales de obras de teatro que venían de todo el mundo y tenía tres o cuatro actividades diarias donde se podía elegir a cual acudir ha quedado reducido a un Festival de música bastante cutre y pequeño, que dura cuatro días, donde se ha contratado una estrella que se lleva 1/4 del presupuesto del Festival y el resto son músicos de relleno que en algunos casos no han llegado a reunir ni 200 personas en sus actuaciones. Si la propia gente de la ciudad ni siquiera se siente identificada con este tipo de Festival como se va a implicar a un turismo de calidad que venga de otros lugares para disfrutar de eventos como este. Es una pena, un parche que no ha funcionado. Es un fracaso que nadie va a asumir porque para los políticos todo esta muy bien hecho y no pasa nada. Tranquilos la prensa copia vuestra nota de prensa y no indaga si los 50.000 participantes que dicen ha habido en el Festival de 2013 son reales o se está engañando a la opinión pública para quedar bien y decir que es un éxito lo que en realidad es un sonoro fracaso. No hay más que contar el público asistente  a las actividades y darse cuenta de que todas estaban medio vacías, así que los 50.000 lo mismo se han quedado en 5.000 y por error le han añadido un cero más.
Fracaso porque no cumple ninguno de sus objetivos, no atrae gente de fuera, ni siquiera se promociona, y a nivel cultural deja bastante que desear y da impresión de remiendo rápido porque llega la hora y no estamos arreglados.
A esto hay que sumar el circo del Musac de León, donde todo el mundo denuncia injerencias políticas en la labor diaria del Museo, director, exdirectores, asesores, asociaciones y los propios trabajadores. Pero nada chico, no pasa nada, dicen es de la Junta de Castilla y León. Como decía un comentario leído en el periódico El País, ya han encontrado un sobrero que ocupe el puesto de director. Y la prensa a otra cosa, que da mucho trabajo indagar un poco a ver quien es el culpable o si realmente hay injerencias políticas, es mejor no remover nada no siendo que nos salpique. Y mientras el centro de arte referencia del arte contemporáneo en la región cada vez peor, perdiendo público por algún lumbrera al que se le ocurrió cobrar entrada en el centro y retrasando la inauguración de exposiciones a dos ciclos anuales. Resultado, pérdida de turismo cultural.
A este tema de las injerencias políticas habría que sumar la desaparición del Festival Internacional de Fotografía Explorafoto, problemas en el Museo de la Evolución Humana, despidos, amenazas de directores de otros museos regionales, desconocimiento total de lo que ocurre a va a ocurrir con la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo, caprichos en la celebración de Las Edades del Hombre. Así podríamos seguir.
Pero todos tranquilos "no pasa nada" es la frase favorita de los políticos de este área y mientras tanto perdemos turismo en Castilla y León y se desmantela toda la estructura existente no por falta de dinero porque eso se suple con ideas, sino porque esas ideas vienen de personas que son ajenas al mundo de la cultura que en vez de gestionar están empeñados en dejar un sello personal en su actuación, un sello que tiene un alto precio.

12 de junio de 2013

Celebra tu despedida de soltero en Salamanca


En los últimos años la ciudad del Tormes se ha puesto de moda como lugar de destino para celebrar una despedida de soltero o de soltera. Salamanca, una ciudad no muy grande, ofrece la posibilidad de poder desplazarse andando a todos los destinos preparados para la ocasión. Pero más importante Salamanca ofrece la posibilidad del anonimato ante los lugareños, ya que la mayoría de la gente que viene a la ciudad proviene de otras provincias, principalmente Madrid,  y eso les permite realizar algunas cosas que no harían en la suya propia, como vestirse de forma completamente ridícula sin tener la posibilidad de que nadie les conozca y lo único que puedan hacer es quedarse mirando con asombro ante la pobre forma de vestir del novio en este caso.
A ello se une la posibilidad de conseguir un hostal barato en la ciudad, por precios que oscilan entre los 15 y 20 euros es posible tener un alojamiento colectivo en un hostal céntrico de la ciudad, pensemos que en realidad es un lugar donde más bien se va a pisar bastante poco ya que se supone que los que realizan la celebración van a estar gran parte de la noche, sino toda ella, fuera de las camas que tienen preparadas en la habitación del hostal.
Para otros más avezados y que quieran buscar otra opción los precios de los hoteles de la ciudad también han bajado sus precios en los últimos años y para aquellos que busquen algo más serie es posible encontrar un buen precio y poder alojarse en un hotel de tres o cuatro estrellas.
Múltiples actividades se pueden realizar antes de tener la fiesta por la noche, juegos de todo tipo como paintball, descensos en piragua por el Tormes, son algunos de los ejemplos de las actividades que se pueden realizar en localidades cercanas como Huerta, antes de venir a cenar a la ciudad y después salir a tomar unas copas por la noche, donde algunos locales están especialmente preparados para el evento, bien para ofrecer una cena barata o bien para realizar ofertas en distintos bares de manera que las copas salgan más baratas.
Pequeña reflexión merece si este tipo de actividades son las mejores para la ciudad, ahora que las actividades y la imagen de la cultura están por el suelo debido a las injerencias políticas principalmente, quizás una manera de atraer turismo sea fomentar este tipo de actividades. Es decir, es conveniente que un turismo de borrachera en una ciudad como Salamanca?. Es bueno para su imagen?. Esas son las preguntas que incitan a una reflexión. Desde aquí siempre hemos defendido que cualquier actividad que propicie el ingreso de dinero en la ciudad es positiva. Eso si también debemos decir que nos gusta más un turismo con mayor poder adquisitivo que viene a ver una exposición exclusiva como por ejemplo una retrospectiva de Erwin Olaf, se queda a dormir en un buen hotel de la ciudad, cena en un restaurante caro y también se toma una copa por la noche. Esa última opción ya se ha perdido porque se decidió no apostar por ella siendo sin lugar a dudas una fuente de ingresos de gente con gran poder adquisitivo que se desplaza a otras ciudades de España para ver espectáculos o exposiciones exclusivas que no pueden ver en sus lugares de origen.

10 de junio de 2013

Los dos medallones repetidos en la Plaza Mayor de Salamanca

Medallón del rey Felipe V en la Plaza Mayor de Salamanca
 Cuando se construyó en el siglo XVIII la actual Plaza Mayor de Salamanca, cada uno de los pabellones se proyectó con una decoración diferente, ya que incluirían medallas de diferentes tipos de personajes. Asi se proyectaron un pabellón dedicado a los reyes de Castilla y reyes de España, otro dedicado a guerreros y conquistadores, otro dedicado a santos y otro a escritores. De estos solo lleagron a realizarse los dos primeros ya que la falta de presupuesto hizo que os otros se hayan realizado en diferentes fases y con distintos personajes a los proyectados en un principio.
En el pabellón real, como hemos dicho, se pueden encontrar figuras de reyes de Castilla y reyes de España,. realizando un enlace de los reyes de la zona con la unión de los estados realizada por los reyes católicos a finales del siglo XV.
Pero hay un personaje muy curioso que se repite entre los medallones de los reyes, que se dice fueron realizados por el escultor de origen vallisoletano afincado en Salamanca Alejandro Carnicero. Se trata del rey Felipe V, primer rey de la dinastía Borbon y rey de España en el momento en que se realiza la construcción de la Plaza Mayor.
Felipe V había accedido al trono al ser nombrado heredero por el rey Carlos II, conococido con el sobrenombre de "el impotente" y último rey de la dinastía Austria, que no fue capaz o no pudo tener hijos durante su vida. El rey llegó de Francia y eso provocó una guerra, la Guerra de Sucesión, entre los partidarios del Borbón y los partidariso de Archiduque Carlos de la dinastía Austria, una guerra que se saldó con la victoria de los borbones y la entronización de Felipe V, a favor del cual estaba la ciudad de Salamanca.
El caso es que Felipe V el 16 de Eenero de 1724 decidió abdicar a favor de su hijo Luis I, parece ser que estaba cansado, algo deprimido y quería quitarse responsabilidades de enmedio y retirarse para reflexionar y rezar. Pero su hijo Luis I, conocido como el Bien Amado o El Liberal, tuvo un reinado de lo más corto, solo duró 229 días, ya que transcurrido ese tiempo el rey falleció al contraer la viruela, momento en el cual su padre, Felipe V, quizás presionado por su nueva esposa Isabel de Farnesio, volvió al trono y en él se mantuvo desde ese momento hasta el momento de su muerte que ocurrió en el año 1746.
Este hecho hace que el medallón de Felipe V se repita dos veces en la Plaza Mayor de Salamanca, ya que entre las dos figuras de Felipe V se encuentra la medalla de Luis I, que como hemos dicho fue el reinado más corto de ls Historia de España.

5 de junio de 2013

Tres directores del Musac, tres dimisiones por injerencia política

Eva González Sancho
Ayer mismo nos quedábamos estupefactos con la noticia de la dimisión de la tercera directora del MUSAC del León, Eva González Sancho, tras solo tres meses de permanencia en su puesto y por unas causas similares a las que había dimitido el anterior director Agustín Pérez Rubio que según sus propias palabras, estaba "cansado de aguantar a esta gente".
Eva González Sancho había sido elegida siguiendo el manual de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte, el cual se había comprometido a cumplir la Junta de Castilla y León, eligiendo de forma independiente y con un tribunal compuesto por miembros del sector y de la administración, a la persona mejor preparada y ofreciéndole un contrato por cinco años, de manera que un cambio político no pudiera influir en la labor que un profesional de este tipo puede desarrollar en su programación.
Por explicarlo de forma fácil, al profesional elegido se le entrega una cantidad de dinero para que pueda desarrollar una programación coherente y se confía en el criterio de ese profesional al cual se supone cualificado para desarrollar una programación de la calidad y prestigio para mantener la linea que ha sido trazada para el museo según su proyecto presentado.
Pero nos encontramos que la ya ex-directora del MUSAC denuncia injerencias políticas en su trabajo y en su labor de programación por parte de los políticos de la Junta. En primer lugar denuncia que con dinero del Museo se está financiando el viaje para que un artista amigo de algún político, llamado Ángel Marcos,  para más señas fotógrafo, viaje con sus obras a la Bienal de Venecia, sin concurso público y por una decisión unilateral de un amigo personal que ocupa un puesto político, eso cuesta unos 50.000 euros que recordemos son de dinero público y del que el político de turno debería sentirse responsable, el artista al fin y al cabo es una víctima que aprovecha su oportunidad de engordar su ego de forma gratuita.
Pero lo increíble que denuncia Eva González Sancho es que cuando se presenta con un proyecto a desarrollar con el presupuesto del Museo (resta importancia al tema de Ángel Marcos y dice que es algo por lo que puede pasar porque ese presupuesto sale del propio Museo) llega el político de turno, cuyo nombre no sabemos pero que desde este blog nos podemos imaginar, y dice "yo eso no lo veo". Pero que puede ser lo que este inepto cultural no ve. Esa persona ha sido elegida por sus méritos para llevar a cabo un proyecto concreto y cuando va a realizar el proyecto acorde con sus conocimientos un politiquillo que será biólogo, economista, licenciado en derecho, periodista o sin oficio conocido como algún alcalde de provincia universitaria , le dice que no lo ve y que no puede llevarse a cabo.
¿Porqué tenemos este tipo de gente dirigiéndonos? ¿Es que somos idiotas?. La imagen es lo más importante en el mundo en que nos movemos y la del MUSAC queda por el suelo después de este tipo de actuaciones.
Ahora que habría que pensar si algo está sucediendo en Castilla y León porque en la última legislatura ya no quedan directores casi por dimitir o han sido despedidos y todos por injerencias políticas, intromisiones o formas de pensar diferentes frente a gente que en vez de gestionar el dinero público, piensan que es suyo y que por tanto pueden dirigir el chiringuito a su gusto. Pues nada, que programen ellos en el MUSAC y veamos si son capaces de realizar buenas exposiciones, lo mismo tenemos unos comisarios en potencia y están perdiendo el tiempo viajando en coches con chófer y sintiendo el gusanillo del poder y de la humillación de otros seres humanos.
Es una pena porque el MUSAC era un museo de referencia en España y vemos que poco a poco le va a suceder lo que al DA2 de Salamanca, que va a quedar para exposiciones donde los amigos de los políticos estarán encantados de mostrar sus obras haciendo que el nivel cultural del centro de arte baje al mínimo.
Luego en la Junta constituyen un Consejo de Políticas culturales donde se hacen fotos pero que como vemos no sirve absolutamente para nada. Si los no políticos de ese consejo continúan un día más sin dimitir después de esto , significa que lo único que les interesa es el figuréo y el posturéo con una gente que claramente no lo merece.

4 de junio de 2013

El medallón de Francisco Franco en la Plaza Mayor de Salamanca

Los pabellones de la Plaza Mayor de Salamanca están dedicados cada uno de ellos a diferentes personajes históricos relacionados con la historia de España o de la propia ciudad, en un principio tenían previsto dedicar un pabellón a los reyes de España, otro a descubridores y conquistadores, un tercero a santos y el último a escritores. De estos cuatro proyectados solo llegaron a realizarse los dos primeros, los otros dos durmieron el sueño de los justos por falta de recursos económicos y se han  llenado últimamente de forma aleatoria y con poco sentido en cuanto a los personajes representados en ellos, a veces al capricho de los dirigentes más que por cuestiones históricas.
Pero sin duda uno de los más polémicos que existen es el medallón que representa a Francisco Franco y que se encuentra en el Pabellón de los Reyes. Decimos polémico porque cada poco tiempo o coincidiendo con alguna fecha señalada, los no partidarios le tiran pintura encima y el Ayuntamiento lo tiene que limpiar cada dos por tres debido a la animadversión que para algunos representa la citada escultura (me viene a la memoria que el primer año de instauración de la Inquisición, solo en Andalucía en número de condenados por la institución fue de 16.000 personas, pero no veo gente que le tire pintura a los Reyes Católicos, cuya medalla también se encuentra en el mismo pabellón entre los reyes de Castilla y los reyes de España).
Existe una razón para la presencia de este medallón en ese lugar y es que al comienzo de la guerra civil y cuando las tropas iban avanzando Salamanca se convirtió en los primeros meses en la capital del bando nacional antes de que el gobierno en pleno se trasladara a Burgos, junto a ello hay que recordar que Franco fue nombrado en una finca cercana a Salamanca Generalísimo de los ejércitos al cual se unía el cargo de Jefe del Estado, esto ocurrió el día 29 de Septiembre de 1936, en principio el cargo tenía límite e iba a ser solo mientras durara la guerra, creando de esta forma un mando único de la parte militar y la parte civil, aunque el límite en este momento entre las dos es muy débil.
De manera que como el nombramiento tuvo lugar en Salamanca para conmemorar este hecho se encargo al escultor Miguel Huerta que realizara una medalla que adornara la plaza mayor. Y así lo hizo este escultor tan poco conocido, representando a Franco bastante joven, todavía con cierto pelo en la cabeza (como sabemos Franco era calvo) que no había perdido debido a su juventud.
Los que analizan todo desde un punto de vista político nunca comprenderán este tipo de razones pero la historia está ahí para todos y aunque intentemos borrarla los hechos sucedieron como se acaba de indicar. Quizás no debemos estar muy orgullosos de monarcas como Carlos IV o Fernando VII o por supuesto de Francisco Franco, pero forman parte de la historia de España, igual que la época de la guerra civil y la dictadura.

3 de junio de 2013

Salamanca ciudad de paletos

La primera vez que escuche la frase del título fue en el campo de fútbol del Salamanca, habían venido a jugar el Atlético de Madrid y mientras los locales animaban, algunos aficionados del atlético recluidos en una pequeña parte del campo se pusieron a cantar: "Unión, Unión, Unión de paletos". Personalmente me molestó mucho porque yo pensaba que Salamanca era una ciudad donde la cultura salía por los cuatro costados. En segundo lugar me molestó porque entre los aficionados del atlético había algunos que eran de la propia ciudad y no podía entender como imbuidos en el anonimato de la masa eran capaces de insultar a los de su propia ciudad.
Pero al cabo del tiempo parece que la máxima se ha cumplido y que la ciudad se ha convertido en una ciudad de paletos y es que las últimas actuaciones han llevado a la ciudad a un bagaje cultural que deja mucho que desear.
Alguna vez he comparado el cierre de una biblioteca con lo mismo que hacía la Inquisición en la Edad Media cuando quemaba los libros en piras a la que la gente acudía atraídos por el desconocimiento y el efecto de atracción del fuego.
Total que en los últimos años hemos sufrido en Salamanca el cierre de varias bibliotecas que impiden el acceso de la gente a la cultura, al conocimiento, al saber, a cambio de que no se que fines.
Hace una par de años se cerraba al público la biblioteca del DA2, la mejor que hay de arte contemporáneo en la ciudad, muy por encima de la biblioteca de la Facultad de Bellas Artes en este ámbito, con lo cual cualquier persona que quiera hacer una investigación sobre este tema no puede porque a alguna mente lúcida se le ocurrió ahorrar los 400 euros que pagaba a la bibliotecaria por mantener abierta la biblioteca durante unas horas al día. El autor sigue en su puesto, pero fue capaz de ahorrar 4.800 euros al año, mas o menos el sueldo suyo de un mes.
Hace unos días se nos ha informado que se cierra la sede que la Fundación Germán Sanchez Ruiperez tiene en Salamanca, un edificio de 8 plantas que desde hace 25 años se ha dedicado al libro infantil y juvenil, por el cual han pasado multitud de niños de la ciudad donde han comenzado a amar la lectura, un "vicio" que continúa en su juventud y madurez, una inversión de futuro para cualquier editorial que se precie. Pues explicando que van a desarrollar su labor desde internet y ofreciendo a sus 25 trabajadores un traslado a Madrid y ahí os quedáis, cierran como si no pasara nada. 
Y como siempre que pasan estas cosas en la ciudad nadie dice nada, las instituciones se vuelven cómplices de este tipo de actuaciones y nadie con poder es capaz de lanzar un órdago contra este tipo de actuaciones. Tal vez es lo que conviene porque la incultura hace a la masa mucho más manejable de lo que ya de por si es y cuanto menos lea mas fácil será de convencer para arrimar el ascua a su sardina.
Si Salamanca no es solo una ciudad sin oportunidades, donde los jóvenes y mayores tienen que emigrar para tener posibilidad de encontrar un trabajo ante la inacción de sus dirigentes que se preocupan solo de salir en una foto diaria en el único periódico que queda en la provincia, también se convierte irremediablemente en una ciudad de paletos, cada vez con menos posibilidades de acceder a la cultura. De los espectáculos culturales hablamos otros día, por hoy ya es suficiente.