Translate this page

25 de septiembre de 2013

Influencias del Alcázar de Sevilla en el Claustro de las Dueñas de Salamanca

El claustro de las Dueñas, tal como lo conocemos en la actualidad, nos habla de la presencia anterior de otro edificio que fue aprovechado para la construcción del mismo. Esa sería la razón de que tenga cinco lados y no cuatro como habitualmente suelen tener este tipo de construcciones. Ese edificio anterior data de finales del siglo XIV y existen restos en el claustro en forma de puerta, ya que se conservan dos accesos de este tipo, uno en el piso inferior (fotografía que podemos observar) y otro en la parte superior dando acceso al claustro alto y que conserva azulejo a media altura y arco de herradura construido con ladrillo.
Este tipo de arcos tendrían grandes conexiones con el Alcázar de Sevilla. Recordemos que la ciudad de Sevilla fue conquistada por el rey Fernando III el Santo en el año 1248, pero que otros reyes castellanos habitaron en la ciudad de forma constante y remodelaron sus zonas de residencia contando para ellos con mudéjares, es decir con musulmanes que vivían en territorio católico, pero que seguían construyendo al gusto musulmán. El hijo de Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio también habito la ciudad hispalense, dejando entre otros recuerdos lo que hoy es el escudo de la ciudad, la palabra NO&DO, con su famosa frase "No me ha dejado", pronunciada tras tener que abandonar la ciudad para luchar en Castilla contra su hijo Sancho (futuro Sancho IV el Bravo) que se había rebelado contra él.
Azulejos del Alcázar de Sevilla (detalle)
Pero la mayoría de las obras del Alcázar de Sevilla (cuyo precio de acceso individual es del 8.75 euros), fueron realizadas bajo el reinado del rey de Castilla Pedro I el Cruel a mediados del siglo XIV, inspirándose en muchos casos en los palacios nazaríes de Granada. (Para consultar la lista de horarios y tarifas del Alcázar de Sevilla pinchar en el enlace)
Los arcos que observamos en el Convento de las Dueñas de Salamanca tienen mucha relación con la decoración del Alcázar de Sevilla, sobre todo en los azulejos utilizados que tienen grandes semejanzas con la ciudad del Guadalquivir. No digamos el tipo de arcos de herradura apuntado que puede encontrarse en la capital de Andalucía no solo en el Alcázar sino también en el Patio de los Naranjos que da acceso a la Catedral de Sevilla y la Giralda construida en época Almohade.

No hay comentarios:

Publicar un comentario