Translate this page

25 de noviembre de 2013

El aula dedicada a Fray Luis de León en la Universidad de Salamanca


Dentro del edificio histórico de la Universidad se pueden contemplar varias aulas dedicadas a profesores famosos que han pasado por la Universidad, no quiere decir que esos profesores impartieran sus clases allí pero si se quiere dejar constancia de la importancia que tuvieron para la Universidad, nos referimos a personajes como Dorado Montero, Francisco Salinas o Miguel de Unamuno entre otros.
La particularidad del aula de Fray Luis de León es que se conserva exactamente igual que se encontraba cuando el monje agustino dio clase allí antes de ser recluido por la Inquisición, cuenta la leyenda que tras ese tiempo de reclusión al volver al aula, inició la clase con la famosa frase: "... decíamos ayer".
El aula está cubierta por un techo de madera y esta recorrida por dos grandes arcos diafragma de un lado a otro de la misma, contrasta con las bóvedas góticas de tipo estrellado que se conservan en el zaguán de la misma y que no se repiten en ninguna de las aulas del edificio, cubiertas en su mayoría con techumbre de madera, algunas de esas techumbres serán de inspiración musulmana, como podemos observar en la zona de entrada que existía desde la Catedral Nueva o bien en el claustro superior, donde se encuentra actualmente la biblioteca. Como podemos observar las ventanas son casi inexistentes, predominando el muro sobre el vano, la falta de luz se evitaba en esa época con velas que iluminaban el interior, actualmente se observan unas bombillas para que haya luz suficiente para poder contemplar el antiguo aula.
Uno de los aspectos más curiosos son los asientos o pupitres que se conservan, muy estrechos como podemos apreciar en las fotografías, demasiado quizás para colocar los papeles y poder tomar las notas acerca de la clase. Si se accede y uno se fija bien, es posible observar las diferentes raspaduras realizadas por los estudiantes en los pupitres, indicando en muchos casos los lugares de procedencia de donde habían llegado los estudiantes para realizar obtener su licenciatura en la Universidad de Salamanca
Los alumnos no solo se sentaban en estos pupitres sino que también lo hacían alrededor del aula apoyados en paredes de madera, cuando todos los alumnos estaban sentados y en silencio, el profesor entraba, avanzaba por el pasillo, subía a la cátedra y desde allí dictaba la lección. Este último concepto es muy importante, dictar la lección, porque así es como antiguamente se hacía, le profesor llegaba a la clase, soltaba su discurso y al acabar se marchaba, no había posibilidad de preguntas o de interacción, este método se ha seguido hasta no hace mucho tiempo en la Universidad, pero el cambio de los tiempos ha hecho que la forma de enseñar se acerque más a lo tutorial que a otras formas más antiguas y obsoletas.
Este aula esta solo habilitada para la visita turística, ya que en la actualidad no se imparten clases allí, como si ocurre en las otras aulas que en ocasiones se utilizan para cursos o alguna conferencia. Hace años la artista contemporánea Elena el Rivero utilizó este escenario como marco para una de sus performances.


No hay comentarios:

Publicar un comentario