Translate this page

18 de noviembre de 2013

Influencia musulmana en la Casa de las Conchas de Salamanca

La Casa de las Conchas de Salamanca junto a otros edificios del siglo XV representa una de las últimas fases del gótico en lo que a arquitectura civil se refiere. De hecho existen tres edificios iguales en diferentes ciudades, el ya citado de Salamanca, la Casa de los Picos en Segovia y el Palacio del Infantado de Guadalajara
Estamos en un momento de transición entre el final del gótico y el comienzo del renacimiento que veremos como tiene su origen en una fase decorativa que se conoce como plateresco y que comenzará a desarrollarse en la primera década del siglo XVI, tomando algunas características de las decoraciones empleadas en estos edificios que nos ocupan, como por ejemplo el uso de escudos familiares o nobiliarios para la decoración de la fachada del edificio.
Debemos tener en cuenta en este momento que la conquista de la ciudad de Granada a los musulmanes se produce en el año 1492 y algunas de las obras que pueden contemplarse en esta ciudad van a servir como modelo de construcción o influencia decorativa en otros edificios del norte de España. Existían por supuesto otras ciudades conquistadas en el sur de España con obras musulmanas pero la Alhambra de Granada tendrá mucho peso en el desarrollo decorativo del final del gótico y el comienzo del Renacimiento, pensemos por ejemplo en las obras de Juan Guas, un arquitecto ligado a obras realizadas por los reyes católicos.



Por ejemplo existen características comunes entre la decoración de la giralda de Sevilla y la Casa de las conchas de Salamanca, las formas romboidales que observamos en el muro exterior de la giralda reciben el nombre de sebka, ese tipo de decoración también la podemos observar en la Casa de las Conchas, donde la disposición en la fachada de este elemento que da nombre a la vivienda tiene esa disposición en forma de rombo al igual que ocurre en el minarete de la antigua mezquita de Sevilla.
Una segunda característica tiene que ver con las viviendas musulmanas, muchas de ellas tratan de ocultar en el interior lo que sucede en el interior, la casa en como un refugio donde nadie debe siquiera adivinar su disposición o elementos interiores con los que cuenta. Muchas casas tienen un pequeño hall pero también para acceder a la zona noble exigen un giro que normalmente nos lleva hacia el patio que distribuye las habitaciones de la casa. Imitando este esquema para acceder al patio de la Casa de las Conchas es necesario realizar un giro hacia la derecha y tras subir unas escaleras llegar a ese patio que cuenta con un pozo en la parte central, el agua como otro elemento musulmán tan importante para la limpieza, la renovación y como fuente de vida.

Casa de las Conchas. Fotografía de Jorge del Prado

No hay comentarios:

Publicar un comentario