Translate this page

11 de diciembre de 2013

Cabalgata de Reyes 2014 en Salamanca


Un año más la la tarde del cinco de enero y con un recorrido que cubre las principales calles de la ciudad de Salamanca, se celebra la tradicional cabalgata de reyes, un evento que siembra de ilusión la cara de los más pequeños en una noche mágica en la que los niños se acuestan pronto con el ansia y la esperanza de recibir los regalos deseados.
Bien es cierto que la crisis ha afectado en los últimos años la cabalgata de Salamanca, de manera que más parece la de un pueblo cualquiera de mil habitantes que la de una ciudad cultural como hasta hace poco tiempo se presentaba la capital del Tormes. Pero como aquí nunca pasa nada pues nos conformamos con cualquier cosa, quizás en poco tiempo veamos a alguno de los reyes conduciendo un tractor al mismo tiempo que arroja caramelos de los pocos que pueda lanzar que está la economía muy mal.



El caso es que partiendo del colegio Rufino Blanco llegan a la Alamedilla los reyes recorren la Avenida de Mirat, para por calle Zamora llegar hasta la Plaza Mayor y salir al balcón del Ayuntamiento para desde allí saludar a los niños congregados y hacerse la foto con alguna de las autoridades, desde allí regresan por Gran Vía a Plaza de España y de nuevo al punto de partida en Rufino Blanco, regreso a toda prisa porque hay que comenzar a repartir los regalos, esperamos que estos sean algo más generosos que el presupuesto que se destina a una cabalgata que tiene mucho que envidiar a cualquier otra que se celebra en España.
Los reyes Magos repartirán 4000 kilos de caramelos en su recorrido, no solo ellos sino los pajes que les acompañan y que les ayudan en este trabajoso reparto que deja los brazos de cualquiera agotados.
Es posible que si prestamos atención hasta los reyes tengan algún parecido con algún personaje conocidillo de la ciudad, sino el periódico al día siguiente nos sacará de dudas y apostara por el parecido de alguno de los magos.
Esperamos que todos podáis disfrutar de la Cabalgata de Reyes 2014 y sobre todo los niños porque esta es una fiesta por y para ellos, solo mirar la cara de ilusión con la que contemplan el desfile merece la pena. En cuanto a nosotros quizás deberíamos ser un poco más críticos con el espectáculo que se nos ofrece que no debemos olvidar se paga con nuestro dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario