Translate this page

9 de febrero de 2014

La censura llega a Salamanca de mano de Asuin Sanchez

Lo que le faltaba a la ciudad de Salamanca, un ayuntamiento que decide los contenidos que se pueden exponer en las salas de exposiciones de la ciudad, deacuerdo con sus propios criterios de moralidad, pensando como han expresado, en las familias y en los niños.
Es curioso pero siempre que se quiere censurar alguna cosa se piensa en los niños, pero para otras cosas no interesan, solo se les saca de paseo cuando hace falta y en eso los políticos son más que expertos.
Cuando tu eres un programador de exposiciones o regentas una sala, contactas con el artista y sabes perfectamente lo que se va a exponer, cuantos cuadros son, que medidas tienen, cual es la temática o la linea del artista y dispones de fotografías de cada una de las obras, entre otras cosas porque debes contratar un seguro "clavo a clavo", a todo riesgo para entendernos, de las obras que van a formar parte de la exposición. 
Si no sigues estos pasos, junto con otros muchos mas, antes de inaugurar la exposición, eres un autentico inútil y ni eres programador ni deberías serlo, tal vez seas amigo del concejal de turno y ppor eso te han colocado allí. Decimos esto porque una de la excusas para anular la exposición del artista era que este les había engañado con el contenido de las obras, que es una mentira mas grande que el programa de Rajoy. Otra cosa es que tu hayas contactado con el artista sin saber lo que hace, sin conocer sus obras y dejándole un espacio para exponer lo que quiera, eso nos parece más creíble, dentro de la inutilidad reinante en la ciudad de Salamanca en el ámbito cultural desde hace tres años.
Hablando de cultura, el supuesto mundo de la cultura de la ciudad ni se ha pronunciado sobre ese tema, siempre presume tanto de libertad, que ahora se retratan a si mismos y en muchos casos, sobre todo los artistas locales, muestran su verdadera cara, preocupándose solo de lo suyo y mostrando su miedo al poderoso no siendo que no vuelvan a exponer en esta gran ciudad nunca más. El mundo artístico, igual que en otros lugares solo se ha movido siempre por intereses personales, nunca colectivos, lo cual es una gran pena. Se ha echado en falta las voces de los artistas locales criticando la medida. Pero el miedo es libre, eso si que luego no hablen de libertad, no siendo que se ahoguen al tragar.
Así es como el ayuntamiento ha decidido censurar una exposición de Asuín Sanchez en el Centro Julián Sanchez el Charro. ¿No sería porque las pinturas incluían retratos mofándose de Rajoy y Luis Barcenas? Lo mismo tiene algo que ver.
Salamanca fue capital europea de la cultura, hay quien dice que en el pasado se vetaban artistas para que no expusieran o actuaran en la ciudad, ahora con gente mas o menos joven al frente directamente se cercena la libertad y se pasan la democracia por el forro. Dejad por lo menos que podamos juzgar las obras, lo mismo son una autentica mierda, pero estaría bien que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones, que vosotros no sois nadie para decirme a mi lo que debo o no debo pensar. La Unión Sovética y lo peor del fascismo se dan cita con estos salvadores de la moral pública. Así nos va.
Rajoy y Barcenas juegan al corro de la patata

No hay comentarios:

Publicar un comentario