Translate this page

26 de marzo de 2014

Toledo destino turístico desde 2014

Este año Toledo tiene la oportunidad de ser el centro de atención de toda España gracias al aniversario de la muerte del magnifico pintor que habitó en su ciudad a finales del Renacimiento y que proveniente de Creta recibió el apodo de El Greco.


Toledo siempre ha tenido fama de ser una ciudad para el turismo en un día, el diseño turístico de su casco antiguo y, sobre todo, su proximidad a Madrid, hacen que muchas de las visitas que se realizan no tengan una duración superior a las cinco o seis horas. Es decir la gente ve los maravillosos monumentos y pinturas, se plantea rutas de turismo en Toledo por sus enrevesadas calles, plantea juegos para niños en Toledo que estimulen el turismo de los más pequeños. Pero llegadas las seis de la tarde el bullicio y el ambiente en las calles comienza a descender de forma drásticas, porque esos entusiastas turistas han abandonado la ciudad y regresan a las ciudades de donde partieron, haciendo que el número de pernoctaciones no corresponda para nada con el número de visitantes que cada día acuden a la ciudad.
Es más podemos decir que prácticamente el casco antiguo de Toledo se transforma al atardecer en una ciudad fantasma debido al poco número de personas que residen en él, ya que muchos de sus habitantes se encuentran en la zona nueva de la ciudad fuera de las murallas de la misma.
Por eso el aniversario de El Greco puede ser una oportunidad para que la ciudad abandone este turismo de un solo día, que nos gusta denominar como turismo de bocadillo y se pueda fijar más público que realice pernoctaciones en la ciudad. Para ello, como hemos indicado en otras ocasiones, es necesario que se realicen actividades culturales paralelas que sean capaces de hacer que la gente de otras ciudades se sienta atraída para asistir a ellas, quizás porque son exclusivas y solo se pueden ver en la ciudad de Toledo. Actividades que hagan que la gente que actualmente pernocta en la ciudad pueda asistir a algún espectáculo y a través del boca a boca contar las bondades de este tipo de actividades y ello anime a otros asistir allí de la misma manera.
Este tipo de eventos tan grandes como el aniversario de El Greco suelen traer mucho dinero a la ciudad, solo hay que saber administrar ese dinero de forma correcta y no dejar en saco roto la inversión que supone, a la hora de realizar infraestructuras o lugares que quedan en la ciudad con vistas al futuro, con un personal cualificado, con una dotación seria y responsable para que puedan continuar desarrollando sus actividades y potenciando la cultura en la ciudad de cara al futuro.
Quizás un contraste diferente en la ciudad imperial, un punto que nos haga verla de forma distinta, menos medieval, menos histórica, ¿que tal un Museo de arte contemporáneo con exposiciones exclusivas? ¿que tal un festival de teatro contemporáneo? ¿que tal un nuevo uso para el alcázar de Toledo unido a la vanguardia? ¿Que tal un edificio vanguardista tipo Metropol Parasol de Sevilla? Así retirarían esa imagen casposa de ciudad histórica y poco a poco podría transformarse en una ciudad de vanguardia que supiera aprovechar ese otro turismo que detesta el bocadillo y busca algo mas en cualquiera de las ciudades que visita. Con la proximidad que tiene a Madrid, Toledo es una apuesta ganadora para cualquiera de estas actividades.
Salamanca lo dejó escapar y cuanto tenía todo para triunfar como ciudad cultural regresó incomprensiblemente al turismo de bocadillo, otras ciudades pueden tomar el relevo, Málaga puede ser un ejemplo con su transformación en los últimos años o quizás Toledo con el impulso recibido con motivo de la exposición El Greco 2014


No hay comentarios:

Publicar un comentario