Translate this page

27 de abril de 2014

El esquema de los patios salmantinos

Patio interior de la Casa de las Conchas. Salamanca

Salamanca es una ciudad en la que existen varias fases constructivas de diferentes edificios en distintas épocas históricas, quizás la primera más importante sea el siglo XII, cuando se produce la repoblación de la ciudad y se construyen diferentes iglesias que conforman los nuevos barrios de la ciudad.
Otro de los grandes momentos constructivos en la ciudad será a finales del siglo XV y principios del siglo XVI, cuando se realizan distintas obras tanto civiles como religiosas que van a dar un impulso muy importante a la ciudad y sobre todo a la Universidad. Pensemos en obras como la Casa de las Conchas, la Casa de las Muertes, El Palacio de Monterrey, el Colegio Fonseca, el edificio de la Universidad, la Catedral Nueva o el Convento de San Esteban por citar alguna que sea religiosa.
Bien pues resulta curioso que muchos de estos edificios cuentan con un patio interior que sirve para distribuir las habitaciones de la vivienda, como puede ocurrir en La Casa de las Conchas por ejemplo o bien a modo de claustro como ocurre en el edificio antiguo de la Universidad.
Hay en todos ellos una característica común, posiblemente influencia de la arquitectura musulmana y es la presencia de un pozo en la parte central, una alberca que sirva para extraer agua, bien para el consumo de la gente que habita la vivienda o bien para poder lavarse, costumbre musulmana no tan arraigada en los reinos cristianos, lugares donde la limpieza no era tan importante como en otras zonas del sur de España. Así las casas musulmanas solían tener dos pisos, con un zaguán de entrada que conduce a un patio interior que tiene una fuente de agua en el centro y tres lados con columnas, unas escaleras comunican con el segundo piso, entorno al patio se situaban las habitaciones.
Junto al pozo central, en algunos casos ataviado con ricas decoraciones renacentistas, encontramos otra característica común a muchos edificios que es el uso de un tipo de escalera denominada de tres tiros, porque son tres lados los que te llevan al segundo piso de la vivienda o institución, una escalera de tipo gótico que se repite constantemente en varios edificios de la ciudad.
Tan solo tenemos que entrar en el patio de la Casa de las Conchas, allí encontramos estas dos características de las que estamos hablando, pozo en el centro y escalera de tres tiros para acceder al segundo piso. Pensemos por ejemplo en el patio de la Universidad que también reúne estas dos características o en el claustro del Convento de San Esteban. Pozo central encontramos en el Patio de las Escuelas Menores, en el Palacio de la Salina actual edificio de la Diputación o bien en el Claustro del Palacio Fonseca.
Influencia musulmana en los edificios salmantinos, costumbres importadas del sur de España tras la conquista de las últimas plazas existentes en Andalucía a finales del siglo XV.
Patio de Escuelas Menores. Salamanca

No hay comentarios:

Publicar un comentario