Translate this page

21 de mayo de 2014

Rutas gastronómicas en la provincia de Salamanca

La ciudad y provincia de Salamanca es conocida a nivel nacional e internacional por su riqueza histórica y monumental, no en vano Salamanca es Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Pero para el visitante que se acerca a esta zona de España existe también una riqueza gastronómica con los platos típicos de la provincia de Salamanca con sabores llenos de productos de la tierra entre los cuales vamos a citar algunos de los más típicos.
Jamon Denominación Origen Guijuelo
Quizás el producto por excelencia es el ibérico y aquí incluimos todo tipo de productos derivados del cerdo, desde el jamón, pasando por el chorizo, salchichón, lomo. Estos animales criados en la provincia se alimentan de las bellotas que caen de las encinas, un árbol que crece en alturas superiores a los 800 metros de altura, con lo que son zonas altas las que realizan este tipo de cria y cuentan con las fábricas de este tipo de productos. Guijuelo y su denominación de origen son los más conocidos, pero no debemos descartar los embutidos realizados en zonas de la Sierra de Francia, menos conocidos pero con una excelente calidad igual o superior a los de Guijuelo. Recordemos que el 60% de la producción nacional de ibérico se realiza en esta ciudad salmantina que se encuentra a una altura superior a los 1000 metros sobre el nivel del mar.
Huevos con Farinato
Como primeros platos podemos citar en primer lugar la lenteja de la Armuña, esta zona de la provincia se encuentra muy cercana a la capital y esta legumbre, tan sana y recomendada dentro de la dieta mediterránea, se produce de forma abundante en toda esta zona y se puede comprar con su propia denominación de origen. 
Otros primeros platos conocidos pueden ser el calderillo bejarano, realizado con carne de ternera y patatas con pimientos y guindilla. También es muy típica la chanfaina, un arroz caldoso que incluye elementos propios del cerdo, como por ejemplo callos, aunque podemos encontrar también chorizo, morcilla y tiene un pequeño regusto picante con la guindilla que incluyen para su elaboración.
Uno de los productos estrella es el hornazo, en realidad es una empanada cuyo interior cuenta con diferentes productos del cerdo, jamón, lomo, tocino, huevos y carne. El horzano es típico del lunes de aguas, una fiesta que se celebra una semana después del Domingo de Pascua, momento en el cual se levantaba el veto a comer carne tras las fiestas de Semana Santa, pero en la actualidad este producto se consume todo el año y se puede comprar por toda la ciudad.
Tostón Asado
En la zona centro y este de la provincia, cuanto más nos acercamos a zonas limítrofes con las provincias de Valladolid y Segovia el plato mas típico de la zona es el asado, por ejemplo en Peñaranda de Bracamonte, platos como el cordero, cochinillo, tostón, lechón y también carne de vacuno, ya que Avila el limítrofe con la provincia de Salamanca. Estos productos son de una excelente calidad y hay grandes cocineros que tienen el punto perfecto tomado a sus hornos para cocinar estos platos.
Un producto típico de la zona de Ciudad Rodrigo es el farinato, una especie de embutido realizado con grasa de cerdo 23%, migas de pan 45%, cebolla, aceite de oliva 23% y harina 9%, sal, pimentón. En ocasiones se añaden calabaza, granos de anís y aguardiente. Se puede comer crudo o frito y es un manjar exquisito para probar con otras comidas, se suele mezclar con huevos fritos y les da un sabor riquísimo.
En cuanto a los dulces más conocidos de la provincia de Salamanca el chocho es un dulce con sabor a anís, el bizcocho o bollo maimón, los turrones de la Alberca que cada año se venden cercanos a la Plaza Mayor y en el propio pueblo o las rosquillas de Ledesma, una pequeña galleta con sabor anisado.
Finalmente la provincia de Salamanca también produce vinos, no tan conocidos como en otras zonas de España que cuentan con denominaciones de origen, pero esforzándose por hacerse un hueco en este mercado tan duro y competitivo. Hay vinos en la zona de la Sierra de Francia y también en los Arribes del Duero, son buenos vinos de sabor fuerte, ideales para combinar con carne o asados tan típicos de la tierra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario