Translate this page

16 de julio de 2014

La ruta del arte y arquitectura mudéjar en Salamanca

La capital y la provincia de Salamanca están cargadas de representaciones de estilo mudéjar, realizadas principalmente en el siglo XII, por lo que gran parte de las iglesias que todavía se conservan, algunas de ellas restauradas en los últimos 30 años, son de estilo románico. Muchas situadas en pueblos pequeños con muy poca población por lo que pensamos que en una generación algunas quedarán abandonadas y sin uso pese a ser joyas artísticas en el contexto del estilo que hoy nos ocupa.

Cabecera exterior de la iglesia de gajates

Históricamente debemos recordar que gran parte de Castilla y León se encontraba despoblada desde la llegada de los musulmanes en el año 711, gran parte de la gente que aquí vivía se trasladaron a un zona más segura en Asturias para evitar las incursiones de saqueo que cada año realizaban los musulmanes y que desprotegidos diezmaban población, trabajo y riquezas al carecer de una protección suficiente para hacer frente a los grandes ejércitos que venían de Córdoba. La ocupación de Castilla y León desde el norte de España fue muy lenta y se hizo de forma muy escalonada, ocupando primero zonas de Burgos, León o La Rioja, pero con mucho miedo a esas incursiones como ya hemos indicado. Así que Salamanca que se encuentra en la zona sur de la región, haciendo frontera con Extremadura fue una de las últimas en repoblar y ocupar.
Iglesia de Santiago. Alba de Tormes
Otra parte de la población que aquí vivía se convirtió al Islam, eso suponía grandes ventajas, entre otras no tener que pagar un impuesto anual por ser católicos, lo que ocurre es un poco lo mismo la zona era insegura, porque igual que existían incursiones musulmanas coincidiendo con la primavera, algo parecido ocurría con el reino de Asturias que poco a poco se iba estirando e investigando nuevas zonas hasta donde no había llegado nunca y entre ellas podemos citar la provincia de Salamanca. El ejercito cristiano no era muy diferente del musulmán en este tipo de incursiones y diezmaban la población, cultivos y riquezas igual que los otros. Ciudades importantes como Toledo, conquistada en 1085, o Córdoba, se encontraban bastante lejos para que esta zona pudiera estar protegida por ele ejército del califa.
Será en el siglo XII cuando se lleve a cabo una repoblación de la ciudad y provincia de Salamanca, prometiendo tierras a todas las personas que se asentaran en la provincia y con una situación en la que los reyes de Castilla y de León controlan mucho mejor a los ejércitos musulmanes, divididos en diferentes reinos de taifas. De hecho mucha de la gente que repobló la ciudad y provincia de Salamanca eran franceses, no es nada extraño encontrar debido a ellos muchas personas con el apellido Martín (un santo muy francés), que es uno de los más populares en esta zona de España.
En muchos de los pueblos hubo que construir una nueva iglesia para esta repoblación que se estaba llevando a cabo y eligieron para ello alarifes que habían trabajado en edificios musulmanes. Recordemos que un mudéjar es una persona musulmana que trabaja en territorio católico y lo continua haciendo igual que aprendió con sus ancestros musulmanes, aunque en este caso sea para realizar templos católicos. Uno de los grandes ejemplos mudéjares que tenemos en España es el Alcázar de Sevilla, totalmente remozado tras la conquista de la ciudad en 1248 y realizado por artistas musulmanes que vivían en la ciudad en ese momento, aunque trabajaran para reyes como Fernando III el Santo o Alfonso X el Sabio.
Iglesia de Villoria
Tengamos también en cuenta que muchos de los lugares donde se sitúan esta iglesias son sitios cercanos a la frontera que separaba cristianos de musulmanes en este momento, poblaciones como Aldeaseca de la Frontera, Gajates (palabra que viene de Gayats que significa frontera) o Turra que tienen una acepción similar, nos indican los lugares en los que se construyeron estos edificios.
Otra de las características principales son los materiales que usan para la construcción, muy baratos y fáciles de conseguir ya que todo está construido con ladrillo y argamasa, alternando colores rojo y blanco, al igual que ocurre con edificios tan conocidos como la Mezquita de Córdoba que tiene su precedente en el acueducto de los Milagros en Mérida.
Tanto exteriormente como interiormente este juego de ladrillos servirá como base decorativa a un conjunto de arquerías ciegas. Nos encontramos en época románica así que la gran mayoría serán arquerías de medio punto ciegas, con lo que su única función sería decorativa repetimos, podemos encontrar este tipo de arcos tanto en el exterior de la cabecera principalmente como en el interior.
El mudéjar en Salamanca no se circunscribe solamente a una zona de la provincia, ya que encontramos manifestaciones en la zona oeste, por ejemplo en Ciudad Rodrigo y el el extremo este que hace frontera con la provincia de Valladolid, por ejemplo en la magnifica iglesia de Cantalapiedra. Si es cierto que hay una mayor concentración de iglesias en la zona de Alba de Tormes (la misma ciudad cuenta con dos estupendos ejemplos como son la Iglesia de San Juan y la Iglesia de Santiago) o las cuatro iglesias que forman uno de los mejores ejemplos de la provincia como son las de Pedrosillo de Alba, Galleguillos, Turra de Alba o Gajates, un imponente edificio que conserva toda la cabecera decorada con arcos de medio punto ciegos. Junto a ellas en la zona de Peñaranda se situan otras tantas como Cantaracillo, Rágama, Paradinas de San Juan, Villar de Gallimazo, Peñarandilla.
Pero pensemos que la propia capital también cuenta con ejemplos mudéjares con dos iglesias de las cuales la de San Pablo, al lado del puente romano, se conserva completa tras su restauración y la de San Polo solo nos ha legado algunos restos que forman parte de la terraza del Hotel que lleva el mismo nombre que la iglesia situada muy cercana a la anterior.
Estas iglesias mudéjares son muy interesantes y pueden recorrerse en uno o dos días hasta poder visitarlas todas, si conseguimos ver los interiores de las mismas será sin duda un recorrido espectacular y para poder disfrutar. Desde la Diputación de Salamanca se ha puesto en marcha una ruta del mudéjar bastante pobre y carente de todo tipo de información para la riqueza que atesoran los templos.

1 comentario:

  1. También un lugar muy interesante con iglesia mudéjar en buen estado es Villar de Gallimazo en la provincia de Salamanca

    ResponderEliminar