Translate this page

2 de noviembre de 2014

Ciudades bonitas para visitar en España

España es un país lleno de ciudades interesantes y en muchos casos llenas de monumentos y lugares curiosos para visitar y conocer. Nosotros hemos dedicado un ranking a las ciudades más bonitas de España en el cual nos guiábamos por conceptos arquitectónicos que hacía de las ciudades paraísos artísticos para poder disfrutar de sus edificios y su ambiente medieval en los cascos antiguos de muchas de ellas.


En ese ranking quedaron fuera algunas ciudades que también merecen la pena y en las cuales no hay que basarse en criterios arquitectónicos sino que simplemente son ciudades que merecen una visita por su ambiente general, sea solo artístico o sea por cualquier otro criterio que quiera guiarnos.
Por eso nos hemos decidido a incluir en esta visión algunas ciudades que quedaron apartadas de el ranking de las más bonitas de España para reivindicar la pujanza de las mismas en base a los mismos o nuevos criterios.
Así pues vamos a indicar, a nuestro parecer, algunas de las mejores ciudades bonitas para visitar en España:

  • San Sebastián: la capital de Gipuzcoa tiene un ambiente especial que convierte a la ciudad en una de las más agradables para visitar, en ello influyen varios aspectos, no solo la playa de la Concha, sino el ambiente general de los edificios, la zona de monte que rodea y da colorido a la ciudad, su casco antiguo y la posibilidad de degustar bien en la ciudad o sus alrededores las comidas de algunos de los chefs más afamados del país bien en algunos de sus restaurantes o comiendo pinchos en el casco viejo de la ciudad. A ello se une un gran ambiente cultural con actividades unidas al cine, su afamado festival, al arte contemporáneo o a la música.
  • Teruel: la ciudad aragonesa se puede considerar, pese a su reducido tamaño poblacional, como la capital del mudéjar, con su Catedral al frente y sus torres jalonadas por los ladrillos de los constructores árabes que continuaban viviendo en territorio católico tras la conquista. Aunque es menos conocido la ciudad de Teruel tiene un ambiente modernista en algunos de los edificios del centro de la ciudad que merece la pena conocer y estudiar.




  • Málaga: nos encontramos ante una de las ciudades más turísticas de España, pero no solamente por el sol y la playa, que por supuesto siguen siendo lo que más influencia tiene sino por el cambio que en los últimos años está intentado promocionar la ciudad con actividades y centros culturales que sirvan para atraer otro tipo de público diferente del habitual. Festival de cine, Centro de Arte Contemporáneo, Museo Picasso, Museo Thyssen, acuerdos con el Museo Pompidou de Paris y muchas iniciativas que se unen a un desconocidos casco antiguo que conserva restos del pasado romano, musulmán o cristiano con su excelente Catedral.
  • Zaragoza: la capital aragonesa quizás sea algo desconocida para el turismo general, pero conserva restos de un pasado cargado de historia, desde la época romana con un teatro, foro y murallas, restos de su pasado judío, el Palacio de la Aljafería y su magnifica Catedral acompañada de iglesias conventos y casas palacio que parecen elementos por descubrir en la ciudad.
  • Toledo: la capital de Castilla la Mancha conserva en su casco antiguo el ambiente de una ciudad del siglo XVI, cargada de monumentos, palacios, casas señoriales, iglesias que aúnan un pasado donde los judíos, musulmanes y católicos llegaron a convivir en algún momento. Toledo es una ciudad muy turística, nuestra recomendación es hacer noche en la ciudad y visitar el casco antiguo al caer la atrde, cuando la mayoría de los turistas han abandonado la ciudad y existe cierto relax en estrechas calles y pequeñas tiendas.
  • Santiago de Compostela: indudablemente el mayor centro de peregrinación en Europa nos ofrece una ciudad donde no solo la historia está presente sino un ambiente abierto con el visitante y deseoso de que el mismo disfrute de los encantos de este lugar, sin quedarse solamente en una visita ritual a la magnífica Catedral románica. Los ecos de la Universidad y los jóvenes estudiantes crean un contraste interesante con la ciudad tradicional que proporciona aire fresco cada nuevo curso que comienza.
  • Cáceres: la ciudad extremeña conserva uno de los cascos históricos más interesantes y ricos de todo el país, adentrarse en él significa sentirse inmerso en el siglo XV, rodeado por todas partes de palacios y calles que comunican con pequeñas plazas donde cada edificio es un monumento. 
  • Salamanca: la ciudad de Castilla y León tiene un ambiente especial y no solo por su riqueza monumental, amplísima, donde vamos a destacar el colorido amarillo de la piedra y los efectos de color que se producen cuando el sol le da de frente, sobre todo en los edificios donde el plateresco encontró su cuna y comenzó su efímera expansión. Al igual que Santiago, sus 35.000 estudiantes aportan un contraste distinto a la ciudad tradicional y conservadora, llenando sus calles de pequeñas actividades lúdicas y culturales en las cuales merece la pena participar.
  • Mérida: queríamos incluir una ciudad con un pasado romano importante y aunque Tarragona estaba muy cerca de ser incluida nos hemos decidido por Mérida y los espléndidos monumentos que conserva reunidos en una misma zona de la ciudad. Al teatro, anfiateatro y jardines del foro debemos sumar el acueducto de los Milagros, uno de los mejores ejemplos de arquitectura romana con influencia posterior en monumentos como la Mezquita de Córdoba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario