Translate this page

5 de noviembre de 2014

Fin de año 2014 en Salamanca

Una forma diferente de vivir el fin de año es desplazarse a una ciudad que no conoces para vivirlo en ella junto a tu pareja o tus amigos. Pese a que la celebración de Navidad está más ligada a la familia el fin de año en cambio tiene un ambiente más personal para poder disfrutar. Mucha gente visita países extranjeros durante estas fechas y pasan la noche de fin de año en ciudades como Paris, Roma, Praga o Londres. 
Vamos a ver como sería el fin de año en una ciudad como Salamanca y algunas de las cosas que podemos hacer en ese señalado día.


Lo primero que tenemos que decir es que es necesaria ropa de abrigo, lo común es que haga frío. El frío de Salamanca es seco, eso significa que con buena ropa de abrigo entraremos en calor con facilidad. Es mas la mayoría de las casas y hoteles están preparados y con la calefacción funcionando desde mediados de Octubre en muchos casos. Si el día es soleado las temperaturas pueden llegar hasta los 12 grados pero en cuanto el sol se vaya hay una bajada muy brusca de la temperatura en muy poco tiempo, con lo que habrá que tener cuidado en este aspecto.
Para salir a cenar la noche de fin de año lo mejor es reservar con antelación, hace años muchos restaurantes ofrecían menus para este día, incluso para diversos grupos que después iban a pasar la noche fuera, pero la situación ha cambiado con la crisis y ahora son menos los locales que ofrecen este servicio. Sería bueno informarse y elegir alguno de los restaurantes antes de llegar a la ciudad.
Algo parecido ocurre con los cotillones, antes había muchos. casi todos los bares tenían un cotillón, tu pagabas una cantidad de dinero y tenías las copas gratis y canapés o algo de comida a lo largo de la noche. Actualmente la mayoría de los locales simplemente abren y permiten la entrada a cualquiera que vaya. Existen cotillones pero son lo menos y entre varios bares para que así la gente pueda desplazarse de un lugar a otro y cambiar de ambiente a lo largo de la noche. La gente suele vestir de forma elegante, las chicas traje y los chicos traje y corbata.
Recibir el nuevo año en la Plaza Mayor puede ser una actividad interesante, es curioso porque siempre ha venido mucha gente de Portugal que ha comido las uvas en este lugar. Salir por la noche en Portugal es mucho más caro y las fiestas muy exclusivas, por ello mucha gente joven decidía venir a Salamanca y pasar una noche de fiesta en la ciudad, visitando los locales más de moda de la noche salmantina. Así que si decidimos comer las uvas en la Plaza Mayor veremos que no estamos solos, pese al frío que pueda hacer en ese momento.
Si tenemos tiempo durante el día podemos aprovechar para visitar alguno de los monumentos emblemáticos de la ciudad, pero mejor que lo hagamos lo más pronto posible ya que los horarios son reducidos para la visita en los meses de invierno y lo mismo después de las seis de la tarde nos quedamos sin poder entrar a alguno de estos lugares. Una llamada de confirmación sería ideal para poder hacer nuestro plan.
Una de las peores cosas que vamos a encontrar es el aparcamiento, si venimos con coche quizás lo mejor sera usar un parking. Debido a la cantidad de salmantinos que viven fuera de la ciudad por falta de trabajo es casi imposible encontrar sitio y después de las seis de la tarde es una hazaña si encontramos un hueco, por tanto será este un factor a tener en cuenta.
Esperamos que si alguien se anima pueda disfrutar de Salamanca durante la noche de fin de año. Si tenéis cualquier duda los comentarios están abiertos para poder preguntar lo que se os ocurra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario