Translate this page

8 de marzo de 2015

La Capilla de Talavera en la Catedral de Salamanca

La Catedral Vieja de Salamanca se construye a lo largo de la segunda mitad del siglo XII, entre los años 1150 y 200, una época de transición entre el Románico y el gótico, algo que se puede apreciar perfectamente en el interior de la iglesia, tanto en la estructura de los arcos como en las bóvedas que fueron modificadas antes de la finalización.


El claustro de la catedral no se conserva, hay quien dice que fue vendido y el que se conserva actualmente es de época barroca, nada que ver con el esplendor del claustro románico que tendría esta catedral. Lo que si se conserva son las capillas que se encuentran alrededor del claustro, iniciadas en la misma época que la catedral algunas fueron modificadas a lo largo de los siglos.
La primera de esas capillas cuando sales al claustro desde la Catedral es la Capilla de Talavera, aunque también se conoce como la Capilla Mozárabe, ya que este rito se mantiene a lo largo de los años e incluso una vez al año todavía se dice una misa con este rito en la Catedral de Salamanca. Recordemos que los mozárabes eran cristianos que vivían en territorio árabe y que habían mantenido sus ritos y costumbres cristianas, aunque influenciados por la forma de construir arabizada. Muchos de ellos fueron a vivir al norte de España cuando la situación de convivencia se complicaba en el sur, ejemplos claros tenemos en la provincia de León con algunas iglesias de este estilo.
Quizás por ello una de las cosas que tiene esta capilla construida a finales del siglo XII es la forma de cubrimiento, la cúpula que tiene que es de influencia musulmana, se trata de una cúpula de 16 nervios que se ordenan de forma paralela y crea una forma de estrella de ocho puntas en la parte central. Este tipo de cúpulas son muy extrañas en el norte de España y los ejemplos pueden contarse con los dedos de una mano. Curioso que otra cúpula similar se encuentre en la Capilla que se encuentra al lado de esta y que lleva el nombre de Santa Barbara. Hay que buscar los precendentes en el Mirrab de la Mezquita de Córdoba para encontrar cúpulas similares a estas que llevan el sobrenombre de "cordobesas".
La capilla fue adquirida en el siglo XV por el Marqués de Talavera, Rodrigo Arias Maldonado, también conocido a nivel artístico porque fue el promotor de la Casa de las Conchas en Salamanca, allí se encuentra enterrado junto a su esposa.
Sin duda se trata de una de las capillas más interesantes que hay en la Catedral, concretamente en el claustro de la misma, como hemos dicho sobre todo por el estilo de su cúpula que también se puede ver en iglesias como Santa María de Eunate en Navarra o en la iglesia de Torres del Río también en la misma Comunidad Autónoma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario