Translate this page

31 de mayo de 2015

Cinco lugares imprescindibles para visitar en Salamanca

Salamanca es una de las ciudades más turísticas de España, una de las que más visitantes recibe debido a su riqueza monumental, que va desde los restos romanos hasta los últimos edificios realizados en nuestros días y en los que realmente se ha innovado bastante poco si tenemos en cuenta otros edificios en ciudades como Bilbao con el Museo Guggenheim o Sevilla con el espacio Metropol Parasol.


Vamos a citar los cinco monumentos imprescindibles para visitar en Salamanca, no existe un orden especial, aunque si pensamos que la visita a los mismos es irrenunciable si es la primera vez que se visita la ciudad:

  • Fachada de la Universidad de Salamanca: la joya del plateresco en España, construida en el año 1520 supone un compendio de historia y comportamiento moral dedicado a los 6000 estudiantes que en ese tiempo tenía la Universidad. Desconocemos el autor y entre los turistas es moda encontrar en el marasmo decorativo una rana colocada encima de un cráneo que simboliza el pecado de lujuria y la condena al infierno.
  • Catedral Vieja de Salamanca: hay dos catedrales en la ciudad, la Nueva es grande, enorme, espectacular, pero los verdaderos tesoros artísticos están en la Catedral Vieja, vamos a destacar el retablo realizado por los hermanos Delli, 52 tablas con un ciclo de la vida de la Virgen María y de Jesucristo realizados en la segunda mitad del siglo XV y que anticipan soluciones renacentistas en España de forma temprana. Eso sin olvidar la posibilidad de entrar en Ieronimus y ascender a las torres de la Catedral
  • Claustro de las Dueñas: el convento de monjas dominicas (de clausura) cuenta con uno de los claustros más bellos de la ciudad, sobre todo la parte alta donde se conserva una decoración mas que curiosa en cada uno de los capiteles que decoran y sujetan la parte superior de un claustro irregular ya que tiene 5 lados en vez de cuatro.
  • La Plaza Mayor de Salamanca: un emblema para la ciudad, similar a la de Madrid y a la que había en la ciudad de Valladolid, la plaza sigue articulando a la gente que camina en la ciudad para ir a cada una de las zonas de la misma. Lugar de encuentro, su estructura y situación la convierten en una de las bellas del mundo.
  • Convento de las Claras: escondido y lejos de las rutas tradicionales se encuentra este convento que cuenta con una colección de pinturas completamente desconocidas pero que meren una visita. Desde las más antiguas del siglo XIV al siglo XVI, también es posible visitar un artesonado que conservaba la iglesia y que mantiene sus pinturas originales. Una magnífica escapada que no dejará indiferente a nadie.
Convento de las Claras. Salamanca

No hay comentarios:

Publicar un comentario