Translate this page

10 de mayo de 2015

Salamanca paraíso de las despedidas de soltero

La que fuera Ciudad Europea de la Cultura en el año 2002 con programas llenos de actividades y actuaciones exclusivas en una ciudad que atraía público de otras ciudades para ver esos eventos, comenzó a abandonar ese tipo de actividades hace ahora cuatro años, con la llegada del nuevo alcalde, al cual la cultura no le interesaba lo más mínimo, orientando Salamanca a la visita de un turismo que no pernocta y se dedica a ver monumentos y a fomentar el turismo de borrachera a base de Nocheviejas Universitarias y despedidas de soltero.


En los últimos meses la ciudad de Salamanca ha sido noticia no porque se van a cumplir 800 años del nacimiento de su Universidad (la más antigua de España y tercera de Europa) sino porque se han producido varios escándalos relacionados con despedidas de soltero. En primer lugar en una despedida el novio falleció por la ingestión de drogas mezcladas con alcohol, un hecho trágico rápidamente difundido por todos los medios de comunicación a nivel nacional, como siempre ansiosos de este tipo de noticias morbosas. El segundo una reyerta entre los miembros de una despedida que se saldó con varios detenidos tras estar el novio completamente borracho y semidesnudo por la calle, un ejemplo para la gente que suele salir a pasear a la ciudad, que son muchos, tanto residentes como visitantes.
Entonces Salamanca, que era conocida por si ambiente Universitario y por sus actividades culturales en forma de conciertos, performances y exposiciones, ha pasado a salir reflejada en los medios de comunicación por eventos relacionados con escándalos derivados del consumo de drogas y alcohol.
Es comprensible que el ambiente de la ciudad otorga a las personas que vienen de despedida el anonimato suficiente para sentirse cómodos, a ello se une el gran número de locales de copas que existe en una ciudad universitaria como esta, pero sería preferible que se hablara de Salamanca por la celebración de un ciclo de conciertos que por la muerte de una persona que celebraba una despedida de soltero.
Por supuesto que de los excesos de drogas y de alcohol el ayuntamiento de la ciudad no es responsable, pero si lo es del abandono de la cultura, del total abandono de la imagen exterior de la ciudad. Estamos transmitiendo una imagen penosa de la ciudad, que seguro que solo sirve para atraer mas energúmenos dispuestos a drogarse o "pasarlo bien" en una ciudad tranquila que no supone ningún problema para ese tipo de visitantes (que por cierto dejan muy poco dinero en las arcas de la hostelería al tener preparado todo desde empresas organizadoras).
Culpables de tirar por tierra todo el trabajo de 10 años, si son culpables del abandono de la cultura y de la salida de 6000 personas que han perdido su trabajo ante la falta de oportunidades y es que abandonar la cultura, aunque haya quien no lo crea, hace que sufran muchos sectores productivos de la ciudad y ellos condenaron a toda esa gente al desempleo y la falta de oportunidades.

1 comentario:

  1. Es una pena que una ciudad con tanto potencial cultural se este convirtiendo en turismo de borrachera de fin de semana y nochevieja universitaria. Y los salmantinos ¿qué hacemos al respecto?

    ResponderEliminar