Translate this page

26 de julio de 2015

Los kilómteros necesarios para la obtención de la Compostelana

La compostelana es una especie de diploma que se entrega a los peregrinos que visitan la tumba del apóstol Santiago después de realizar su camino de peregrinación. Simplemente acredita que se ha visitado la tumba del apóstol. 


Este recorrido ha de acreditarse con una credencial oficial que cada peregrino puede adquirir al iniciar el camino y que indica los lugares de paso que ha recorrido desde su lugar de partida hasta su finalización en la Catedral de Compostela. Actualmente existe un modelo oficial de credencial que todos los peregrinos deben presentar ya que existían otros no controlados por la Iglesia y que se dedicaban a hacer negocio debido al auge que han tenido estas peregrinaciones durante los últimos años.
En esa credencial oficial se van pegando diferentes sellos y estampas de los lugares de paso del peregrino, serán los albergues, parroquias o cofradías que encargados de poner los sellos que acreditan el paso, para que una vez revisados en la ciudad de Compostela, tras la visita a la Iglesia, se pueda expedir la Compostelana correspondiente.
Este tipo de documento nada tiene que ver con la Indulgencia Plenaria que solo se consigue durante el año jacobeo que se celebra con esta carencia 6-5-6-11 siempre que el año no sea bisiesto, ya que tiene que coincidir la festividad del Apóstol, es decir el día 25 de Julio con el día Domingo (si el último año del siglo no es bisiesto la carencia será de 7-11 años para el final). La Indulgencia Plenaria lleva consigo el perdón de todos los pecados cometidos durante tu vida, todo tipo de pecados desde los veniales hasta los mortales. Para ello hay que hacer el recorrido del camino, llegar a Compostela, visitar la tumba del Apóstol, rezar una oración por las intenciones del Papa, confesar y comulgar. El próximo año donde existe el jacobeo compostelano será el 2021.
Pero hemos escrito el post para indicar la distancia necesaria para conseguir la Compostelana y estos son los siguientes que se establecieron debido a la proliferación de vehículos a motor y los trucos que algunas personas hacían con ellos para no realizar el camino a pie. Si vamos caminando la distancia será de 100 kilómetros, exactamente el mismo número de kilómetros si hacemos el recorrido a caballo (también existe esta poción y es perfectamente válida), por último si decidimos hacer el recorrido en bicicleta el número de kilómetros será de 200, el doble que el anterior. Si decidimos hacer parte del recorrido a pie y parte en coche la verdad es que nos estamos engañando a nosotros mismos.
Un recorrido de cien kilómetros no parece demasiado, eso si hay que tener en cuenta que la media de kilómetros que se pueden hacer en un día será de 25, en algún caso 30 pero quizás es arriesgar demasiado a que nos salga una ampolla y tire por tierra todo lo que tenemos pensado para una semana de Camino. Si decidimos hacer el camino de Santiago desde Roncesvalles, inicio en España del camino francés, nuestro recorrido durará aproximadamente un mes, la distancia es de 782 km.

Vista de las torres de la Catedral de Santiago

19 de julio de 2015

La iglesia de San Esteban de Salamanca

La iglesia de San Esteban que forma parte del Convento de Donminicos de Salamanca, es uno de los ejemplos de un hecho que sucede en la ciudad a principios del siglo XVI y que podemos apreciar en varios edificios. Se trata de la constucción del templo en el último estilo gótico, mientras que la fachada del edificio se hace en el nuevo estilo renacentista que en Salamanca asociamos con el plateresco.


En el siglo XVI los dominicos eran una de las ordenes religiosas más importantes del país, con grandes parcelas de poder y de influencia, de ahí que quisiera tener una iglesia a la altura de su posición social en ese momento. 
Nos encontramos con una iglesia de gran tamaño, mucho más que cualquier otra iglesia existente en la ciudad en ese momento.
Para el diseño de la iglesia contaron con el arquitecto más reputado de la ciudad, se trata de Juan de Alava, que diseña la planta del edificio y comienza las obras en el año 1524, al mismo tiempo que trabaja en otros edificios como por ejemplo la Catedral Nueva, la iglesia de las Ursulas o el Palacio del Arzobispo Fonseca.
Para ello Juan de Alava diseña una planta que es típica en las iglesias de las órdenes mendicantes (pensemos en la Iglesia de San Juan de los Reyes en Toledo obra de Juan Guas y encontraremos muchas semejanzas). Se trata de una iglesia de una sola nave con el crucero marcado en planta y el coro que se eleva a los pies de la iglesia sobre un arco escarzano. La iglesia tiene un diseño gótico y nos enseña como pudo haber sido el diseño de la cabecera de la Catedral Nueva antes que se modificara con una planta de salón en vez de la forma poligonal que se había diseñado incialmente (y que se llevó a cabo en la Catedral de Segovia en la misma fecha)


Toda la iglesia de San Esteban está cubierta con bóvedas estrelladas, incluso en el cimborrio que destaca no excesivamente en la cruce de las naves y el transepto.
La portada principal de la iglesia es uno de los grandes ejemplos del plateresco hispano, tiene un tema principal representado que es la muerte de San Esteban, a quien está dedicado el edificio y que murió lapidado siendo el primer mártir cristiano. También se observa claramente una imagen del calvario acompañadas ambas por diferentes imágenes de santos y curiosas escenas como un carro que puede simbolizar la entrada de Carlos V en la ciudad de Roma o su coronación como emperador.
Otro elemento común a este tipo de iglesias es la presencia del claustro situado al lado de la iglesia y comunicado con ella, lugar de reflexión, paseo y oración de los monjes. En San esteban podemos ver dos momentos constructivos, el claustro bajo más gótico y el claustro alto claramente renacentista. En él trabajo el arquitecto y al mismo tiempo monje del convento Fray Martín de Santiago.


12 de julio de 2015

Las diez ciudades mas bellas de España

Vamos a intentar en este ranking desentrañar cuales son algunas de las ciudades más bellas de España, aunque quizás deberíamos definir lo que significa la palabra belleza y a que se aplica. Podemos referirinos a belleza monumental, es decir aquellos edificios que hacen interesante una visita a la ciudad o bien lo agradable que puede ser una ciudad para recibir una visita pese a no contar con grandes y relevantes monumentos. Quizás lo que podemos hacer aquí es una mezcla de ambos.


No existe ningún orden concreto en este ranking, las ciudades aparecen de forma aleatoria y con una pequeña explicación de cada una. El ranking esta basado en criterios subjetivos, nos gustaría que la gente comentara y añadiera alguna ciudad, pero por favor con una explicación razonada y no "mi ciudad tiene que estar porque yo nací allí y es la más bonita del mundo", ese tipo de argumentos sobra.
Vamos pues con el ranking de las ciudades mas bellas de España:

  • San Sebastián: comenzamos con una ciudad que monumentalmente no destaca respecto a otras pero cuyos atractivos son innegables, la naturaleza y el mar lo invaden todo y es realmente interesante si queremos tener una buena experiencia culinaria tanto en bares como en restaurantes.
  • Sevilla: la capital andaluza destaca por la vistosidad de sus monumentos y por la posibilidad de recorrer el casco antiguo más grande de España cargado de estrechas calles con perfil de laberinto donde puedes encontrar una maravillosa iglesia en cada una de ellas.
  • Granada: la última ciudad conquistada por los musulmanes es algo más que la Alhambra, monumento mas visitado de España, ya que la ciudad ofrece otro tipo de atractivos que tienen que ver con su ambiente universitario y su tamaño medio. Mucha gente habla muy bien de sus bares de tapas.
  • Toledo: tan cercana a Madrid que recibe cada día miles de turistas que se acercan a ver los monumentos de una de las ciudades históricas más importantes de España, cargada de pinturas de El Greco y sede de la convivencia de culturas en España.
  • Salamanca: la ciudad dorada conocida también como "Roma la chica" tiene todo lo que un turista de piedra puede desear en una ciudad, cuna del plateresco, sus edificios cargados de decoración animan a descubrir pequeños secretos en forma de batracio o bien de astronauta, figura presente en una de las decoraciones de la catedral del siglo XVI.
  • Barcelona: la capital catalana tiene un diseño de ciudad muy cómodo y fácil para disfrutarlo al máximo. Se presenta como una ciudad abierta donde se debe disfrutar de cada uno de los edificios que Gaudí dejó en herencia, aunque para ello habrá que rascarse el bolsillo ya que la entrada a los mismos no está al alcance del público en general.
  • Cádiz: disfrutar esta ciudad está asociado no solo a la historia de la misma, sino también a su ubicación, sus pocas posibilidades de crecimiento y una estupenda y enorme playa que cuenta con visitantes foráneos y muchos capitalinos.
  • Segovia: la ciudad castellana es otra de las que más historia asesora, desde la época románica a los momentos de mayor esplendor del reino de Castilla que se ven reflejados en cada uno de sus monumentos. Todo ello con una gastronomía riquísima y llena de matices que no podemos dejar pasar.
  • Orense: una ciudad no muy grande y tranquila, donde además de disfrutar de sus monumentos, podemos entregarnos al relax que supone tener una cita en alguno de los muchos balnearios que están extendidos no solo por la ciudad, sino por toda la provincia.
  • Cáceres. pasear por el casco antiguo supone retrotraerse a la Edad Media, pero en 2015 la ciudad extremeña es la capital española de la gastronomía y eso lleva asociado una serie de actividades que quizás, si nos gusta esta manera de disfrutar, no nos debamos perder.
Vista del casco antiguo de la ciudad de Cáceres

Vista del barrio de Santa Cruz en Sevilla

5 de julio de 2015

Barcelona quiere cambiar la cara al turismo

La ciudad de Barcelona es actualmente la primera ciudad más visitada de España y también la tercera de Europa, por detrás de Londres y Paris. Este honor parece no convencer a algunos vecinos de la ciudad ni tampoco al ayuntamiento, que ha decidido regular el sector de manera que pueda hacerse más sostenible, una palabra que no sabemos muy bien lo que significa pero que se usa con facilidad.


La realidad es que Barcelona recibe cada año 27 millones de turistas que tienen que ser absorbidos por una ciudad que tiene 1.7 millones de habitantes y eso significa que las estrechas calles del casco antiguo están casi tan llenas como las de Toledo hasta que llegan las seis de la tarde y todo el turisteo regresa a Madrid.
Lo que para algunos supone la gloria bendita en forma de personas dispuestas a ganar dinero, para otros significa que Barcelona esta perdiendo su identidad para convertirse en un parque temático dedicado solamente al turista, lleno de tiendas de souvenirs y atascos en cuento dos grupos se cruzan en la misma calle del Barrio Gótico. Es por ello que algunos vecinos cuelgan carteles de sus ventanas conminando a los turistas a volver a sus casas y a dejarles vivir en paz, cosa que parece no pueden hacer con tanto jaleo.
Es por ello que el ayuntamiento ha decidido paralizar todas las licencias de hoteles, apartamentos y viviendas de tipo turístico que estaban previstas en la ciudad (aproximadamente unos 30 proyectos que se encontraban en marcha) hasta decidir (hay quien dice que en algo más de un año) que orientación se quiere dar al sector. En ello se incluye la proliferación de alojamientos "ilegales" que hacen competencia desleal a los hoteles y que ya han intentado ser regulados en ciudades como Madrid, nos referimos a ofertas que puedes encontrar en páginas como airbnb o parecidas y que incluyen familias que alquilan habitaciones por días o apartamentos que no tienen en uso y a los que dan una salida a través de este tipo de mercado.
El debate está abierto y también el tipo de ciudad turística que se desea, ¿queremos que Barcelona se convierta en Toledo? (parque temático durante el día ciudad fantasma por la noche) ¿Es bueno económicamente para la ciudad? Muchas veces hemos hablado del turismo cultural y como la ciudad de Salamanca abandono este tipo de turismo para entregarse a las despedidas de soltero y las fiestas donde el alcohol tomaba un papel protagonista, no merece un debate este tipo de situación?
Seguramente en Barcelona habrá gente que sale perjudicada con esta medida, pero quizás no está mal que se reflexione sobre el tipo de ciudad que se quiere y la imagen que se quiere transmitir al exterior. Barcelona es algo más que un parque temático de turistas que quieren contar que han estado allí seguramente sin enterarse de la mitad de las cosas que han visto.