Translate this page

23 de agosto de 2015

Las Hoces del Duraton paraíso natural en Castilla y León

La comunidad de Castilla y León cuenta con diferentes parajes en los que los amantes de la naturaleza y los animales pueden disfrutar con sus diferentes ámbitos geográficos, ya sean vegas, valles, páramos, ríos o montañas que, en algunos casos, llegan a superar los 2.500 metros de altura.


Uno de estos lugares destacados se encuentra en la provincia de Segovia, concretamente entre las localidades de Sepúlveda y Burgomillodo, en la zona noreste de la provincia, a unos 50 kilómetros de la capital de provincia.
Fue declarado Parque natural en el año 1989 y está situado en plena meseta segoviana, donde el río va discurriendo entre zonas de tierra caliza creando diferentes curvas que pueden recorrerse en distintas rutas de senderismo que se han establecido para los visitantes del lugar, siendo el senderismo en la Hoces del Duratón una de las actividades preferidas y que sirven de reclamo a este lugar.
Se trata de un barranco de unos 15 kilómetros de largo que con un recorrido sinuoso va pegado al río que en algunas zonas se encuentra embalsado. La población de aves es muy importante en la zona, algunas de ellas son estacionales y se mueven de una a otra zona del planeta. Por si algo destacan las Hoces de Río Duratón es por su gran población de buitres leonados, siendo el otoño la mejor época para poder verlos ya que cerca de un millar de aves recorren los cielos de la zona en esa época del año.
Son muchas las actividades que pueden realizarse en la zona, por ejemplo son muy populares últimamente las canoas en el Hoces del río Duratón, también las salidas en piragua, que permiten recorrer esta zona del río en pleno contacto con la naturaleza.
Los diferentes árboles que recorren las zona cambian de color dependiendo de la época del año, desde el amarillo del otoño, quizás la mejor época para visitar la zona, a la explosión verde de la primavera. Chopos negros, sauces, alisos y fresnos son algunos de los árboles que podemos encontrar en nuestro recorrido.
Deciamos que el otoño puede ser una buena época para hacer el recorrido, a parte del colorido, si todavía no se han producido las primeras lluvias de forma intensa, los cañones serán más profundos, porque el río no transporta este agua después de la sequía del verano y se podrán apreciar los cañones en toda su plenitud, cargados de diferentes sonidos producidos por las aves.
Antes de incicar nuestro viaje conviene visitar el Centro de Interpretación del Parque que se encuentra en la iglesia románica del Salvador en la villa de Sepúlveda, está acondicionada para tal efecto desde el año 1994.
Las Hoces del Río Duratón es un lugar ideal si nos gusta disfrutar del contacto con la naturaleza, paisajes de ensueño y aves serán algunos de los elementos que podemos encontrar en nuestro recorrido.
Iglesia románica del Salvador en Sepúlveda


No hay comentarios:

Publicar un comentario