Translate this page

2 de agosto de 2015

Salamanca dice que plantara cara ahora a las despedidas de soltero

En los últimos años la ciudad de Salamanca ha sufrido una transformación importante en la percepción que los no residentes tienen de la misma. Desde hace cuatro años desde el consistorio se decidió abandonar por completo la opción cultural y la difusión exterior y se aposto por nada, es decir porque las cosas se quedaran como estaban, porque la lluvia no nos mojara y el viento no diera de cara sentados en nuestra poltrona.


Esta situación fue aprovechada por algunas empresas para hacer un (legítimo) negocio, que se ha visto reflejado en uno de los reclamos más importantes de la ciudad a nivel nacional y que lo ha hecho compararse con la ciudad de Magaluf, que, con todos los respetos, no cuenta como Salamanca, con la Universidad más antigua de España y una de las más antiguas de Europa.
El gran número de estudiantes y de nuevo la inacción de sus dirigentes para que no abandonen la ciudad una vez que terminan sus estudios, hacen de Salamanca una ciudad muy atractiva para la diversión y el ocio nocturno. Eso es lo que han tratado de aprovechar esas empresas, ese atractivo, para vender paquetes vacacionales que incluyen todo tipo de actividades, desde deportes al aire libre, comidas, cenas y copeo variado.
Nos estamos refiriendo no solo a las despedidas de soltero o soltera en Salamanca sino también a la Nochevieja Universitaria, un esperpento que hace que Salamanca salga en las noticias de nuevo por el desfase y el consumo de alcohol a raudales dejando bastante poco beneficio en la ciudad y deteriorando una imagen que tardó más de 20 años en conquistarse y prácticamente tres meses en tirarse por la borda, desde que entró el actual alcalde.
Tras la muerte de un chico por consumo de drogas y espectáculos de todo tipo por las calles de la ciudad, que han incluido algún detenido por escándalo público, últimamente se ha sumado la celebración de fiestas de carácter sexual, completamente denigrantes para la mujer y un autentico escándalo gracias a algunos vídeos que han andado circulando por toda España y que de nuevo han ensuciado la imagen de la ciudad (si es que le quedaba algo de ella).
Y ahora, tras mas de cuatro años sin hacer absolutamente nada, al ayuntamiento se le ocurre que hay que poner freno a algo que parece imparable. Se anuncian multas, sanciones, euros por doquier, cuidado con como vas vestido si tu opción es ser travesti, cuidadito con ir ligero de ropa, con el escándalo público.
Pero chicos no os dais cuenta que la culpa de todo esto es vuestra, que habéis arruinado la imagen de la ciudad, arrastrándola hasta que ya no posible sacarla del barro. No os dais cuenta que habéis permitido el crecimiento indiscriminado de un sector que por lo vídeos vistos se acerca más al de la pornografía que a cualquier otro. No pensáis que el abandono de cualquier actividad cultural y la entrega de la misma a personas incapaces de gestionarla por su desconocimiento y falta de interés por algo que sea distinto del mando trae esto como consecuencia.
Así que esta es la situación de la ciudad, así estamos ahora mismo. En Salamanca, como en cualquier negocio, se tardó mucho en ganar cierta reputación y en un segundo, se perdió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario