Translate this page

7 de octubre de 2015

Candelario entre los pueblos más bonitos de España

Este pueblo junto con La Alberca y Mogarraz, ha pasados en los último días a formar parte de una red de pueblos que existe en toda España y que se aglutina en la web de los pueblos más bonitos de España, un lugar que tiene ciertas normas para poder pertenecer a su club, como por ejemplo que el número de habitantes sea inferior a 15.000 o tener un patrimonio arquitectónico  natural certificado.


Candelario es un pueblo que se encuentra en la zona sur de la provincia de Salamanca, a pocos kilómetros de Bejar y está situado en la sierra del mismo nombre a un altura considerable, concretamente a 1176 metros de altura, por lo que en cuestión de clima, los inviernos son bastante duros y son numerosos los días en los que vamos a encontrar nieve en el pueblo.
Cuenta en la actualidad con 970 habitantes, una de las cifras mas bajas de su historia, a principios de siglo llegó a contar con más de 2100 habitantes, pero la despoblación rural es uno de los signos de identidad de Castilla y Léon, pese a que este pueblo hace frontera con las provincias de Avila y Cáceres.
Destaca por la peculiar arquitectura de sus casas y la estructura de sus calles. Estas últimas son bastante empinadas con unos canales a los lados que reciben el nombre de regaderas y que serían encargados de recoger el agua de lluvia o bien el deshielo de la nieve cuando este se produce. Si la matanza del cerdo se hacía en la calle, estas regaderas servirían para limpiar de forma fácil la sangre que hubiera manchado el suelo durante el sacrificio del animal.
También son interesantes las batipuertas, que pueden tener la función de arrastrar la nieve para que se pueda salir de la casa hacia la calle o bien un lugar que sirva para la matanza de los animales.
Las viviendas están preparadas para la matanza del cerdo, una actividad muy típica ya que los embutidos de la zona son magníficos. Es decir, cuentan con un patio en la parte inferior para la matanza, un segundo piso que es donde se situaría la vivienda y un sobrado en la parte alta, donde se pondrían a curar los productos del cerdo, que con la altura de la zona y el fresco del invierno seguro que la curación es de lo más perfecto.
El pueblo además esta rodeado de un espacio natural protegido lleno de diferentes tipos de árbol, sobre todo de robles y de castaños. Son numerosas las rutas de senderismo que parten del pueblo y que atraen a muchos turistas por la belleza de los parajes que se pueden atravesar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario