Translate this page

11 de octubre de 2015

Presión para que Salamanca sea capital española de gastronomía

En los últimos días desde ciertos sectores de la prensa se viene preguntando a los responsables políticos sobre la posibilidad de que la ciudad de Salamanca se presente como candidata a ser la Capital Española de la Gastronomía en el año 2017.


Esta curiosa denominación ha tenido hasta el momento cuatro representantes que han sido Logroño, Vitoria, Burgos y Cáceres, que ha sido la elegida para el año 2015, para la próxima elección las ciudades finalistas han sido Toledo y Burgos y finalmente la elegida ha sido la ciudad de Toledo la que ostentará el título en el año 2016.
En las ciudades donde se ha celebrado hasta el momento ha habido buenas reacciones, tanto de turismo como de repercusión mediática. La inversión que supone presentarse y el canon a pagar no supera el medio millón de euros y estas ciudades han calculado que el retorno recibido ha superado los 3, 5 millones de euros, sin duda la inversión parece merecer la pena.
Desde Salamanca el concejal de cultura y Turismo, Julio López, dice que esta posibilidad se valoró en 2012, aunque entonces se desestimó la idea. Lo que Julio no dice es que en ese momento el ayuntamiento se encontraba en pleno proceso de desmantelamiento cultural en Salamanca, con múltiples despidos, reducciones drásticas de presupuesto y colocación al frente de fundaciones y museos de personas sin el más mínimo conocimiento de la cultura o en ocasiones sin la formación necesaria.
Medio millón de euros no parece una cantidad de dinero muy alta para una ciudad como Salamanca, una pequeña parte debería ser abonada por los hosteleros de la ciudad. Eso quizás sea un problema ya que los hosteleros jamás han hecho nada por contribuir al dinamismo de la ciudad. Si han estado abiertos a recibir pero nunca a poner, con lo cual será difícil convencerles de que por muy poco pueden recibir mucho, porque es difícil que entiendan un silogismo como este.
Las últimas celebraciones en Salamanca fueron en 2002 la Capital Europea de la Cultura y en 2005 la Plaza Mayor de Europa en su 250 aniversario, pero este alcalde desmanteló todo lo que se había hecho durante ese momento en la ciudad, no le interesaba lo más mínimo, lo único que deseaba era mantener su puesto (recordemos que no tiene ninguna experiencia laboral) sin grandes molestias y sin que se mueva nada, así que resultará difícil embarcarle en algo como esto, entre otras cosas porque no tiene gente capacitada que pueda llevarlo a cabo, los que le rodean, entre otras cosas, son tan parecidos o iguales a él que resulta deprimente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario