Translate this page

1 de noviembre de 2015

Cinco razones para no vivir en Salamanca

Al igual que existen razones para trasladarse a vivir a una ciudad como Salamanca, por ejemplo un tamaño reducido, un buen ambiente nocturno, una universidad de prestigio o la gran cantidad de monumentos medievales, existen otras cosas que nos hacen dudar de que la estancia permanente en la ciudad del Tormes sea agradable. 


Vamos a citar algunas de las razones por las que no es conveniente vivir en Salamanca, por supuesto que esto es una apreciación personal basada en criterios subjetivos, pero estamos abiertos al debate y discutir en los comentarios algunas de las ventajas y desventajas 
  • Una deficiente comunicación con Madrid: quizás la mejor alternativa sea la carretera, autovía y autopista de pago con un precio excesivo para la distancia que se recorre en ella, sino quieres pagar tienes que subir el Puerto de los Leones con tráfico, a veces cola y dificultades durante el invierno. El AVE no pasa por esta ciudad ni se le espera y actualmente el tren tarda casi tres horas en recorrer los 208 kilómetros que separan las dos ciudades, un tiempo sin duda excesivo y perdido. Dicen que llega un tren más rápido, pero a este paso será cuando lleguemos a la jubilación. Es una situación demencial que perjudica claramente a la ciudad, a su turismo y sus habitantes. Nadie hace nada por denunciarlo, por supuesto.
  • Una ciudad muerta culturalmente. Tras los fastos del 2002 y del 2005 la ciudad poco a poco fue perdiendo fuelle hasta que entró como alcalde Alfonso Fernández Mañueco y decidió cargarse todo lo que culturalmente producía la ciudad tanto de cara al exterior como para el consumo interno. La cultura se mantiene bajo mínimos, se han cerrado museos, se han traído colecciones perm
    anentes que solo se visitan una vez, se ha puesto al frente a personas inútiles o muy poco preparadas y actualmente el nivel cultural de la ciudad es de los más bajos de España, con edificios infrautilizados o cerrados. Gracias alcalde.
  • El reducido tamaño de la ciudad. Una persona extranjera me dijo que Salamanca era como un pueblo, esa persona vivía en una ciudad de unos 5 millones de habitantes mas o menos. Aunque puedas sentirte ofendido como salmantino es cierto, su reducido tamaño hace que exista una falta de servicios que otras ciudades mayores si tienen. En todos los aspectos, desde el ámbito comercial al asistencial. A eso hay que sumar la falta de anonimato porque todo el mundo se conoce y es difícil hacer algo sin que el resto de la gente se entere de una u otra manera.
  • La importante brecha generacional. Existe en la ciudad una gran número de universitarios, pero la gran mayoría lo ven como una ciudad de paso, un lugar para estudiar y pasarlo bien y después emigrar a otro lugar donde poder trabajar. Así que hay un salto importante entre la gente de 20 años que esta estudiando y los que quedan que suelen tener mas de 50 o 60 años. Es decir entre esos dos grupos hay menos gente que en los otros, lo cual también es un perjuicio tanto para padres como para hijos.
  • La falta de oportunidades. A veces es difícil comprender como con la cantidad de estudiantes que hay en la ciudad la gran mayoría emigran para buscar trabajo fuera de la ciudad desaprovechando un talento latente que hay en la ciudad. Licenciados en química, física, matemáticas, biología, informática, sin oportunidad de trabajar en alguna empresa porque no las hay, condenados a buscar trabajo fuera y a demostrar su talento fuera de la ciudad. Hay un dato que me parece demoledor y que se une a este, en los últimos cuatro años 6.000 personas que se quedaron sin trabajo en Salamanca se fueron a otra ciudad, posiblemente para no volver, ante la falta de ocasiones en la ciudad. 6000 personas de las 150.000 que tiene la ciudad es un porcentaje muy alto. En esto los políticos son grandes culpables de lo que ocurre y no digamos los que rigen los destinos de una ciudad como Salamanca.
Por cierto, también hace frío en invierno.


3 comentarios:

  1. Buenos días, siento discrepar en algunos puntos. Encabezar un artículo diciendo que "no es conveniente vivir en Salamanca", lo siento, pero me parece muy fuerte. Puedes decir que existen inconvenientes, deficiencias, aspectos, muchos aspectos a mejorar, vale, pero ¿"no es conveniente"?, ejem... En cuanto a la deficiente comunicación con Madrid, actualmente tenemos autopista, que ya es mucho más de lo que ha existido nunca. Estamos a dos horas y poco de Madrid.No hace muchos años luchábamos por conseguir esto, cuando la carretera era nacional. Sí, evidentemente, lo ideal es que no fuera de pago,que estuviéramos conectados con la capital de España de forma gratuita por carretera, pero eso nos sucede con muchísimos otros puntos de España. Y por último, que la ciudad es pequeña, en primer lugar, es relativo y cuestionable, ¿es pequeña comparada con una ciudad de 5 millones de habitantes?sí, evidentemente, pero ¿y si la comparamos con un pueblo, o con otras ciudades de Castilla y León, como Ávila o Soria?, y ¿quién dijo que una ciudad de 150.000 habitantes supone un incoveniente? para muchas personas tiene el tamaño idóneo para contar con servicios suficientes, aunque no los servicios que tiene una ciudad de 500.000 habitantes, o de varios millones, pero tampoco tenemos los inconvenientes que conllevan esas poblaciones. Te doy la razón en lo de la falta de oportunidades, en que, desde mi punto de vista, se cuida muchos a los universitarios y a los turistas, pero se desatiende a los ciudadanos que residen aquí, y que sufren día a día un envejecimiento y el éxodo masivo de la juventud. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana, bueno, lo primero es que esto es una apreciación personal, que comienza diciendo que hay muchas razones para vivir en una ciudad como Salamanca, pero que en el texto se habla de algunas razones por las que no conviene vivir en esta ciudad, siempre desde un punto de vista personal.
    La comunicación con Madrid siempre ha sido deficiente, hicieron una autopista por la que debes pagar 10.20 euros si quieres viajar (mas la gasolina claro), una cantidad sumamente exagerada por el tramo que incluye un poco mas del tunel de guadarrama, además no todo el mundo dispone de coche para poder hacer el trayecto. Si quieres acudir a Madrid sin pagar tienes que tragarte el puerto y una carretera convencional. Podemos comparar Salamanca que paga también sus impuestos, con ciudades como Valladolid, León, Segovia o Zamora, que disponen de un AVE como Dios manda siendo solo una de las cuatro de mayor tamaño que la capital charra. El coste económico y el tiempo perdido hace que se corten actividades que podían realizarse en un solo día en un viaje de ida y vuelta.
    Ser pequeña tiene muchas ventajas, entre otras que hay menos problemas de tráfico o violencia, pero también implica una falta de servicios de los que otras ciudades disponen. Salamanca es una ciudad pequeña, asumamoslo.

    ResponderEliminar
  3. Las ciudades se llaman ciudades a partir de 30.000 hab. por lo que de aqui a 5 millones puede haber cualquier tipo de ciudades de pequeñas a grandes pasando por medianas. El articulo hace referencia a una opinion personal es cierto pero no menos despectiva. Lo servicios deberian ser proporcionales al tamaño y sobre todo a las necesidades y el quid de la cuestión es "¿que necesidades tiene Salamanca?". ¿Tiene mas encanto una ciudad costera de 30.000 hab. que una de 1.500.000? Pues todo depende de lo que se busca si estas de vacaciones o de lo que necesitas si vives ahi. Existen una pila de ciudades que estan para perderlas de vista de lo feas que son y otras para quedarse para toda la vida, sin embargo en ambas vive gente. ¿Porque?
    Una vuelta al mundo (me refiero a otros paises sean ricos o pobres) nos enseñara a todos a calibrar los ¿porques aqui y no ahi?

    ResponderEliminar