Translate this page

11 de noviembre de 2015

Cinco rincones escondidos en la ciudad de Sevilla

La ciudad de Sevilla es una de las más visitadas de España, en concreto la tercera. Tiene unas rutas de visita tradicional que incluyen diferentes monumentos y paseos por algunos lugares donde encontramos restos arqueológicos y de un pasado histórico donde conviven varias culturas. Pero hay lugares que no son tan masivos y se visitan mucho menos en la ciudad y vamos a tratar de descubrir alguno de ellos.

  • Las columnas de la Calle Mármoles: en este lugar encontramos tres de las cinco columnas romanas que se conservan de un antiguo templo romano. Los restos romanos no abundan en la ciudad de Sevilla, comparados por ejemplo con Itálica situada a solo 7 kilómetros y esta es una buena oportunidad para ver alguno. Encajadas y a un nivel mas bajo del suelo actual se encuentran estas columnas, de las que una se destruyó en su traslado al Alcázar en el siglo XIII y otra se encuentra en la Alameda de Hércules.




  • La cabeza del rey Don Pedro: en la calle Candilejo se conserva un busto que no es el original del rey Pedro I el Cruel o el Justiciero, el cual un día paseando por la calle tuvo un enfrentamiento con un rival al que terminó dando muerte siendo visto por una mujer desde una ventana. La familia rival exigió justicia y la mujer, a la cual se le había caído un candil, fue a declarar ante el rey con la promesa de que nada le pasaría si reconocía al asesino. La mujer puso un espejo frente a cara del rey Pedro I y le indicó al rey quien era el asesino. El rey mandó realizar un busto suyo, lo introdujo en una caja y prometió a la familia rival que allí se encontraba la cabeza de su asesino pero que no podrían descubrirla hasta el día de su muerte. Cuando el rey falleció y abrieron la caja se dieron cuenta de que dentro de ella se encontraba su retrato.




  • El azulejo con el cráneo de la Susona: en pleno barrio de Santa Cruz en una calle con el mismo nombre encontramos un cráneo pintado en un azulejo que en principio era original y que nos habla de una chica judía enamorada de un cristiano que enterada de una rebelión de los judíos contra los cristianos, avisó a estos para que estuvieran preparados y pudieran parar el ataque. La chica fue vista como una traidora por su pueblo y abandonada por su amante mandó colgar su cabeza en este lugar para recuerdo de todos sobre lo que había pasado.




  • La capilla de la Virgen del Carmen en Triana: esta capilla mudéjar se encuentra en pleno Puente de Triana cuando vienes desde la Plaza del Altozano, se trata de una pequeña capilla construida por el arquitecto Aníbal González en una fecha cercana a 1929, para albergar una imagen de esta virgen, patrona de los marineros, siempre tan unidos a la ciudad de Sevilla.



Edificios abandonados en el barrio del Porvenir: muchas de las viviendas que se encuentran en este barrio fueron hechas en una fecha que coincide con la exposición iberoamericana de 1929 y son de una belleza singular, pero existen varios edificios en las calles que van desde la Estación de San Bernardo hasta el Calle Felipe II que se encuentran abandonadas o con pocos cuidados, merece la pena ver el contraste entre los edificios restaurados o arreglados y las viviendas algo descuidadas de la zona

No hay comentarios:

Publicar un comentario