Translate this page

1 de febrero de 2016

Instagram y Snapchat como base de un proyecto cultural social media

En el mundo de las redes sociales todo cambia con mucha facilidad, compañías que surgen y alcanzan el éxito son sustituidas por otras que, en muchas ocasiones, no sabemos si vienen para quedarse o serán también algo efímero. Hacemos esta afirmación el día que desaparece Tuenti como red social, que fue capaz de aglutinar a la gente más joven durante una gran cantidad de tiempo y ser el primer contacto de algunas personas con las redes sociales. Pues hoy acaba su andadura para ser sustituido su nombre por el de una compañía de telefonía móvil de bajo coste.


Lo que parece claro es que existe un nicho de mercado importante en aquellas personas que no están dispuestas a usar Facebook. Es decir están apuntadas a estas red social, posiblemente con un gran número de amigos pero la manera de interactuar es a través de otras redes sociales. Quizás porque quieren escapar de un control que pueden ejercer otras personas que están también en esa red social. Nos referimos a los propios padres u otros familiares.
Por ello triunfan otras alternativas, como por ejemplo Instagram o bien Snapchat que parece puede convertirse en la red social de moda en 2016. Todo acompañado de imágenes o vídeos de corta duración. Parece claro que el avance de las redes sociales se produce a través de la imagen. El diálogo o la discusión están bien, pero es la imagen la que triunfa. Y eso debe ser aprovechado por cualquier empresa o entidad para intentar avanzar en este nicho de mercado.
Nos encontramos con personas jóvenes, entre 15 y 30 años a las cuales también nos interesa llegar con un lenguaje ameno y divertido donde nuestra principal referencia sea la imagen. Sin abandonar el resto de redes sociales porque hay que estar en ellas, hay que plantearse seriamente como el mercado está cambiando y como merece la pena estar aquí y no perder oportunidades.


Hace poco tiempo, por poner un ejemplo, una entidad como La Casa Batllo de Barcelona, una de las entidades culturales mas activas en las redes sociales, ha abierto una cuenta en Snapchat. Allí podemos apreciar preciosas fotografías que desaparecen en unos segundos y vídeos cortos de no mas de 10 segundos de duración como nos muestran los entresijos de la famosa casa proyectada por Antonio Gaudí. Bajo el nick @casabatllo podemos seguirles en esta red social tan activa y popular entre los más jóvenes.
Por tanto tanto si trabajamos para una empresa o institución estaría bien pensar cual queremos que sea nuestro proyecto social media y si queremos dejar escapar alguna de estas oportunidades que se nos ofrecen. Siempre teniendo claro que abrir una red social requiere una planificación, un estudio previo y un estudio de los resultados obtenidos de acuerdo con una estimación de previsiones adecuada. El oportunismo queda fuera de lugar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario