Translate this page

15 de mayo de 2016

Cinco iglesias románico mudejar en la provincia de Salamanca

El románico mudéjar se extiende por la provincia de Salamanca a lo largo del siglo XII, una época ligada a la repoblación de la ciudad y provincia llevada a cano principalmente por gente de origen francés y en territorios muy ligados a la frontera que existió entre cristianos y musulmanes en la España medieval. No es extraño encontrar poblaciones ligadas a esta palabra que se expresan en árabe como Turra o Gajates o bien que llevan la coletilla al final del nombre del pueblo como Aldeaseca de la Frontera o Zorita de la Frontera.

Iglesia de San Polo Salamanca

Muchas de estas iglesias están en peligro por la salida de población y su persistente envejecimiento que existe en muchos de los pueblos de la provincia de Salamanca, la mayoría de ellos muy pequeños. No sabemos que sucederá con estas iglesias cuando pase una generación, ya que la población joven (lógicamente) prefiere vivir en la ciudad o en núcleos más importantes que puedan proporcionar diferentes servicios tanto a ellos como a sus hijos.

Iglesia de San Juan Alba de Tormes

Comenzamos por la Iglesia de San Polo en la ciudad de Salamanca, que no se conserva completa sino solo una parte y que ha sido restaurada recientemente. Solo hay dos iglesias de este estilo en la capital, pero ello nos da una idea de la importancia del estilo o de los alarifes árabes que todavía trabajaban en la ciudad de Salamanca en este momento, la cercana iglesia de San Pablo (reconstruida en su mayor parte) da buena fe de ello.

Entrada a la Iglesia de Turra de Alba

La Iglesia de San Juan de Alba de Tormes, no es la única de este estilo que se conserva en la ciudad, aunque es una obra magnífica en su interior y exterior, donde destacan columnas que sirven para sujetar la decoración de ladrillos entre los diferentes arcos ciegos que sirven para decorarla. Además esta iglesia conserva un autentico museo en su interior, con multitud de tumbas y un apostolado románico que llama la atención por su gran tamaño.
La Iglesia de Turra de Alba, uno de los lugares donde no queda población, es una de las joyas de románico mudéjar salmantino, declarada bien de interés cultural en el año 1993, consta de una sola nave, pero es de una belleza extrema en su interior.

Abside exterior de la Iglesia del Salvador en Gajates

La Iglesia parroquial de Gajates, una de las más grandes que se conservan, actualmente con una sola nave, la decoración que crean sus arcos tanto al exterior como al interior es esplendida. Como detalle curioso tiene unas ruedas hechas con ladrillo en la parte inferior dando la idea de movimiento de la cabecera que dirige su mirada a Jerusalem.
La Iglesia de Villoria, a la cual destacamos por la curiosidad de los muros que conserva, uno exterior en la cabecera de la iglesia otro interior y entre ellos un espacio que se puede recorrer o que sirve para guardar diferentes objetos pertenecientes al culto o a parroquia. Es muy interesante esta estructura y única en la provincia.

Abside de la iglesia de San Pedro en Villoria

1 comentario:

  1. Magnífico porte, de nuestra querida iglesia de Gajates.

    ResponderEliminar